La presidencia paraguaya quiere un Mercosur social y más cercano a la gente

  • Asunción, 11 feb (EFE).- Paraguay está empeñado como presidente temporal del Mercosur en impulsar la vertiente "social" del bloque y en acercarlo a los ciudadanos, y para demostrarlo se propone que la próxima cumbre de gobernantes concluya en un estadio de fútbol.

La presidencia paraguaya quiere un Mercosur social y más cercano a la gente

La presidencia paraguaya quiere un Mercosur social y más cercano a la gente

Asunción, 11 feb (EFE).- Paraguay está empeñado como presidente temporal del Mercosur en impulsar la vertiente "social" del bloque y en acercarlo a los ciudadanos, y para demostrarlo se propone que la próxima cumbre de gobernantes concluya en un estadio de fútbol.

Se trata de que los ciudadanos sientan las ventajas de la integración, dijo en una entrevista con Efe Alejandro Hamed, ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, país que está a cargo de la presidencia del Mercosur en el primer semestre de 2009.

"Nuestros ciudadanos no se sienten integrantes del Mercosur. No se ha podido instalar la idea de que somos Mercosur", aunque el bloque de integración regional en marzo "entra en su mayoría de edad (18 años)", subrayó.

Hamed sostuvo que para el "grueso (de los habitantes), el Mercosur es una cosa un poco abstracta, no se lo siente a nivel popular", porque las reuniones hasta ahora se han limitado a temas económicos muy técnicos y específicos de los cuatro países miembros: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

"Entonces, queremos en la medida de los posible en la presidencia pro témpore enfatizar sobre ese aspecto", apuntó Hamed, al explicar que para ello será reestructurado el Instituto Social del Mercosur (ISM), creado en 2007 y con sede en Asunción, para convertirlo en un centro de investigación, de diagnóstico y capacitación.

El jefe de la diplomacia paraguaya indicó que el Instituto se ocuparía de "organizar eventos con marcado tinte social y popular" para "sacarle un poco al Mercosur de la rigidez de las negociaciones frías de gabinete".

"Queremos llevar al Mercosur a las ciudades del interior. No vamos a ir a hablar de tarifas aduaneras sino tratar de llevar lo que cada uno de nuestros países tienen en particular, en cualquier expresión, el arte, el cine, el canto, el deporte", enfatizó.

Hamed también anunció que la próxima cumbre de jefes de Estado, con la que se cerrará en junio la presidencia semestral paraguaya, será organizada de una forma distinta "en vez de hacerla en un salón cerrado o un palacio" como hasta ahora.

"Lo vamos hacer en un estadio de fútbol, donde después de algún partido de fútbol haya un espectáculo musical con exponentes del Mercosur y después se hace la transmisión de mando", indicó.

El Mercosur, que tiene pendiente la adhesión de Venezuela como miembro pleno y como países asociados a Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Colombia, no pudo resolver en la pasada cumbre de Brasil la eliminación del doble arancel de los productos de terceros países que ingresan al bloque.

Esa cuestión es particularmente sensible para Paraguay, que, por no contar con puertos marítimos, realiza gran parte de sus importaciones a través de Brasil y de Argentina.

Hamed señaló que las negociaciones serán reanudadas en marzo próximo dentro de una serie de reuniones del Grupo Mercado Común, órgano ejecutivo del Mercosur, cuyo calendario de actividades será anunciado el 16 de febrero en Asunción.

"El otro tema (prioritario) es el Código Aduanero, que también requiere una especie de impulso final para que lo podamos sacar adelante e ir redondeando las ideas entre los países", refirió el ministro, quien considera que "no concibe" a Paraguay fuera del Mercosur.

Algunos sectores empresariales cuestionan la viabilidad e incluso han propuesto la retirada de Paraguay debido a los continuos problemas comerciales con Argentina y Brasil para el ingreso de sus productos a estos países.

"Si uno analiza el mapa político actual vemos que los países se mueven en bloque y no solamente (es) el caso de Europa. Hay bloques importantes en Asia, por ejemplo", enfatizó Hamed, al defender la permanencia en el Mercosur y destacar el mayor peso del comercio regional en los intercambios internacionales.

En ese sentido, puso como ejemplo a Brasil. "Su comercio con Estados Unidos, doy cifras aproximadas, hasta hace poco creo que representaba el 27 por ciento de su volumen y el regional un 16 por ciento. Ahora esas cifras son a la inversa. El regional brasileño ocupa el lugar del comercio de Brasil con EE.UU.", señaló.

"Eso me parece muy positivo", destacó Hamed, para quien otra de la prioridades de la presidencia pro témpore paraguaya son las negociaciones para reducir las asimetrías entre los socios a través de los fondos estructurales, mecanismo que beneficia a Paraguay y Uruguay.

"Eso pasó con España, que cuando ingresó (a la Unión Europea) ha tenido una ayuda importante, que le ayudó al despegue. Similar caso ocurrió con Portugal", aseveró Hamed.

"Tenemos convencer a nuestros socios que nos escuchen y actúen más generosamente", concluyó.