Un viceministro cubano dice que el alivio del bloqueo de EE.UU. es un "minúsculo gesto"

  • La Habana, 20 mar (EFE).- El viceministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ricardo Guerrero, calificó hoy de "minúsculo gesto" el alivio del bloqueo a la isla incluido en la ley de presupuesto de Estados Unidos, y agregó que La Habana espera "nuevas medidas" y un "gesto superior".

Un viceministro cubano dice que el alivio del bloqueo de EE.UU. es un "minúsculo gesto"

Un viceministro cubano dice que el alivio del bloqueo de EE.UU. es un "minúsculo gesto"

La Habana, 20 mar (EFE).- El viceministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ricardo Guerrero, calificó hoy de "minúsculo gesto" el alivio del bloqueo a la isla incluido en la ley de presupuesto de Estados Unidos, y agregó que La Habana espera "nuevas medidas" y un "gesto superior".

"Esperamos un gesto más, un gesto superior y un gesto de diálogo como ha propuesto nuestro general presidente", Raúl Castro, dijo a periodistas el primer funcionario cubano que alude al tema.

El viceministro añadió que La Habana espera "que vengan nuevas medidas, porque lo fundamental es que se levante el injusto bloqueo" que Estados Unidos aplica a la isla desde 1962.

Según Guerrero, la decisión del presidente estadounidense, Barack Obama, de reducir las restricciones a los cubanoamericanos para viajar a la isla era algo "absolutamente indispensable", pues las normas vigentes eran "discriminatorias", "injustas" y "tendían a separar a la familia cubana".

La nueva Ley de presupuesto estadounidense, firmada hace dos semanas por Obama, incluye medidas que relajan las regulaciones para viajar y enviar medicinas y alimentos a Cuba.

Hasta ahora el Gobierno de la isla había guardado silencio al respecto y los medios de comunicación cubanos, todos oficiales, no publicaron la noticia.

La nueva normativa permite a los cubano-estadounidenses viajar a la isla una vez al año y por el tiempo que quieran, en lugar de cada tres años y por sólo 14 días, como estableció en 2004 el entonces presidente George W. Bush.

Además, relaja el envío de remesas a Cuba, elimina restricciones para enviar comida o medicinas, y amplía la definición de familia para incluir a primos, tíos y tías.

También se han flexibilizado los reglamentos que regulan las exportaciones estadounidenses de medicinas y alimentos, al permitir que la isla pague cuando lleguen los productos a sus puertos y no por adelantado, como se exigía antes.

Sobre el anterior mecanismo de pago, Guerrero aclaró que "fue una medida que, aunque se anunció, generalmente no se aplicó", porque el Gobierno de la isla dijo "que no".

Explicó que "los propios empresarios norteamericanos" se opusieron a ello "porque que ven en Cuba un mercado seguro y respetable", y añadió que lo usual ha sido que "inmediatamente" después de que la mercancía salga de Estados Unidos la isla "pone una carta de crédito".

No obstante, recordó que el comercio con Estados Unidos es aún "unidireccional", porque Cuba puede "comprar con muchas condiciones, con muchas restricciones", pero no puede exportar a ese país.

En octubre de 2000 el entonces presidente Bill Clinton firmó una ley que autorizó la venta de alimentos y medicinas a la isla, siempre que el pago se haga en efectivo, y Bush exceptuó en 2001 las exportaciones de agroalimentos del embargo.

Cuba importa más del 80 por ciento de los alimentos que consumen sus 11,3 millones de habitantes, por un valor que sobrepasa los 2.500 millones de dólares anuales, y la mayoría se adquiere en Estados Unidos, que fue por ello en 2008 el quinto socio comercial de la isla.