Airbus aventaja a Boeing en pedidos, tras las continuas cancelaciones del nuevo 787

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Airbus recibió en el primer trimestre del año el encargo para la fabricación de un total de 14 aviones, de los cuales dos son para el nuevo modelo A380, aunque también la anulación de otros seis aparatos, informó hoy el constructor aeronáutico europeo.

Por su parte, el rival estadounidense Boeing vendió hasta el 31 de marzo un total de 28 aviones, pero también recibió la cancelación de 32 pedidos, según los datos reflejados en la web del constructor aeronáutico.

Concretamente, Airbus ha cerrado, además de dos A380 por un valor a precio de catálogo de 655 millones de dólares (487 millones de euros), de seis A330-200 y seis A320 por 1.085 millones de dólares (807 millones de euros) y 461 millones de dólares (343 millones de euros), respectivamente.

Las cancelaciones afectaron a tres A318 --que tienen un coste a precio de catálogo de 177,3 millones de dólares (131 millones de euros)-- y a tres A319, por valor de 211 millones de dólares (157 millones de euros). Las anulaciones habrían así afectado al constructor europeo por unos 288 millones de euros.

Boeing, en cambio, ha recibido al cierre del primer trimestre del año el pedido de 13 aviones 737 por parte de Ryanair, valorados a precio de catálogo en aproximadamente 800 millones de dólares (595 millones de euros).

Asimismo, cerró la venta a Southwest Airlines de cinco 737 por unos 300 millones de dólares (223 millones de euros) y a Alaska Airlines de un 737 por aproximadamente 60 millones de dólares (44,6 millones de euros) a precio de catálogo. También vendió un avión 777 a Air New Zeland, por unos 250 millones de dólares (186 millones de euros).

Por último, clientes no identificados compraron cinco aviones 737 por unos 300 millones de dólares (223 millones de euros) a precio de catálogo y tres 777 por cerca de 750 millones de dólares (558 millones de euros).

No obstante, el constructor aeronáutico estadounidense acumuló en los primeros tres meses del año un total de 32 cancelaciones, todas de su nuevo modelo de avión 787 Dreamliner, lo que supone para Boeing perder contratos valorados en cerca de 5.440 millones de dólares (4.048 millones de euros).