Bodo Uebber, nuevo presidente del Consejo de Administración de EADS

  • París, 15 abr (EFE).- El alemán Bodo Uebber ha sustituido a su compatriota Rudiger Grube como presidente del Consejo de Administración del grupo europeo EADS, después de que el segundo haya sido nombrado máximo responsables de la compañía germana de ferrocarriles Deutsche Bahn.

Bodo Uebber, nuevo presidente del Consejo de Administración de EADS

Bodo Uebber, nuevo presidente del Consejo de Administración de EADS

París, 15 abr (EFE).- El alemán Bodo Uebber ha sustituido a su compatriota Rudiger Grube como presidente del Consejo de Administración del grupo europeo EADS, después de que el segundo haya sido nombrado máximo responsables de la compañía germana de ferrocarriles Deutsche Bahn.

EADS anunció hoy en un comunicado este cambio en la cúpula de su Consejo de Administración, que se hizo efectivo ayer y que se completa con la propuesta como miembro de ese órgano de Wilfried Porth, en sustitución de Grube.

Uebber llega a este nuevo puesto de EADS como directivo del accionista de referencia alemán Daimler, donde ha sido miembro del Consejo de Dirección desde 2004 y ejercía hasta ahora de responsable de finanzas, supervisión, compras corporativas y servicios financieros.

Previamente, este ingeniero y titulado en Económicas había ejercido otras funciones en la filial Daimler Services y cargos financieros en Dasa, Dornier, Luftfahrt y MTU Aero Engines.

Porth, por su parte, es miembro desde este mismo mes del Consejo de Dirección de Daimler, donde estaba al frente del área de recursos humanos y relaciones laborales.

Desde 2006 ha sido presidente ejecutivo de Mercedes Benz Van y anteriormente consejero delegado de Mitsubishi Fuso Truck & Bus Corporation.

Este ingeniero había trabajado durante su carrera en puestos de ingeniería y de gestión en el grupo Daimler, con experiencia de varios años en el extranjero.

Grube, que llevaba como presidente del Consejo de Administración de EADS desde comienzos de abril de 2007, había sido propuesto por el Gobierno alemán para la presidencia de Deutsche Bahn para suceder a Manfred Mehdorn, quien había tenido que dimitir a fines de marzo por un escándalo relacionado con el espionaje a la plantilla.