Economía/Empresas.- Airbus niega conflictos por la integración de la división militar de EADS

EADS apunta que los costes por los retrasos del A400M se están "valorando" y que hablar de cifras es "especular" MADRID, 10 (EUROPA PRESS) Airbus negó hoy la existencia de tensiones en el seno del constructor aeronáutico europeo por su integración de la división de aviones militares de EADS, con base en España, y explicó que dicho proceso supone únicamente un cambio nominativo que proporcionará a Airbus una "rama civil y una rama militar, que hasta ahora no tenía". Fuentes próximas al fabricante aseguraron a Europa Press que el máximo responsable de la división de Aviones de Transporte Militar y presidente de EADS-CASA, Carlos Suárez, sigue en "su puesto", saliendo al paso de los rumores que apuntaban a un posible conflicto entre el presidente de Airbus, Tom Enders, y Suárez, tal y como publicada hoy el 'Financial Times'. Sobre los retrasos que acumula el programa del avión militar A400M, una portavoz de EADS aseguró a Europa Press que el consorcio está "pendiente de alcanzar un acuerdo" con los constructores del motor TP400 de la aeronave --diseñado de forma conjunta por el grupo galo Snecma, Rolls Royce y la firma alemana MTU-- y que se encuentra actualmente negociando con la OCCAR un calendario para las primeras entregas, tres años después del primer vuelo de prueba, del que "aún no hay fecha confirmada". El rotativo francés 'Le Figaro' publicó hoy que las primeras entregas del A400M podrían producirse a finales de 2012, pese a que no se finalizarían hasta 2014 debido a los retrasos del programa, y fijaba el primer vuelo de prueba para principios de 2010. Asimismo, según este periódico, el coste adicional de Airbus por los retrasos alcanza ya los 5.000 millones de euros. No obstante, dicha portavoz apuntó que el coste por los retrasos acumulados se está "evaluando en este momento, por lo que difícilmente puede hablarse de un importe aproximado". "A nivel de implicaciones financieras, no se puede especular sobre cifras, porque para poder realizar una estimación hay que fijar el calendario para el primer vuelo y valorar las consecuencias a nivel industrial. Sólo entonces y, dependiendo del resultado de las negociaciones con la OCCAR se podrá realizar una estimación", añadió. El contrato vigente entre entre EADS y la OCCAR, firmado en mayo de 2003 por un valor de 20.000 millones de euros, incluye los pedidos de 180 aviones para su entrega en 2009 a los países miembros de la cooperación europea en materia de armamento. Hasta ahora se han efectuado un total de 192 A400M para estos siete países --Alemania, Francia, Reino Unido, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía-- y para clientes de Malasia y Sudáfrica. Desde el pasado mes de septiembre, EADS se ha visto obligada a aplazar el primer vuelo del A400M, debido a los problemas con la propulsión del motor TP400 de la aeronave, --diseñado de forma conjunta por el grupo galo Snecma, Rolls Royce y la firma alemana MTU-- que han retrasado el desarrollo del programa.