Economía/Empresas.- El presidente de la Sepi se reunirá mañana con CCOO y UGT para informarles de la situación del A400M

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), Enrique Martínez Robles, y el representante español en el Consejo de Administración de EADS, Juan Manuel Eguiagaray, se reunirán mañana con una delegación de MCA-UGT y FM-CCOO para explicarles la postura del Gobierno español ante el anuncio de integrar la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD) en Airbus. En un comunicado, MCA-UGT indicó que exigirá a los representantes de los intereses de España en el consorcio europeo que el Gobierno cumpla "con sus compromisos y haga valer las razones que le llevaron a respaldar públicamente esta propuesta de integración y que impida, si las hay, nuevas propuestas que desvirtúen esa propuesta inicial, si éstas suponen un riesgo añadido para la industria aeroespacial española". Asimismo, exigirá que respalde "sin fisuras" al presidente de EADS-CASA, Carlos Suárez, como "único responsable español" en el proceso de creación de una organización para el programa A400M. Fuentes sindicales señalaron a Europa Press que ante "la preocupación" existente entre los trabajadores después de conocer la decisión tomada por el consorcio aeroespacial europeo de integrar la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD) en Airbus como división militar y, ante la noticia de la posible renuncia inminente del presidente de EADS-CASA, Carlos Suárez, se opondrán "radicalmente" a todo lo que ponga en peligro la industria aeroespacial española. En esta línea, las mismas fuentes señalaron que los sindicatos acudirán al encuentro con el objetivo de transmitir a los responsables de la Sepi --que controla el 5,5% del consorcio europeo-- la importancia de que Airbus cumpla con los acuerdos firmados en 2003. No obstante, dichas fuentes reconocieron que una reestructuración de divisiones como la realizada por el consorcio "no debe ser en absoluto fácil", ya que "es un proceso complejo que debe combinar intereses de todo tipo". "Hay mucho en juego y además conocemos el voraz apetito de nuestros socios europeos", afirmaron. Asimismo, exigirán que se defiendan los objetivos acordados en el proceso de integración de CASA en EADS --2 de diciembre de 1999--, por considerarlos vigentes, y en los que se preserva el liderazgo de España en la tecnología de fibra de carbono, mantenimiento de las capacidades de diseño, desarrollo y comercialización de la gama de productos propios y la garantía de cargas de trabajo e inversiones que aseguren el volumen de empleo y la viabilidad de todos los centros de trabajo. El contrato vigente entre entre EADS y la OCCAR, firmado en mayo de 2003 por un valor de 20.000 millones de euros, incluye los pedidos de 180 aviones para su entrega en 2009 a los países miembros de la cooperación europea en materia de armamento. Hasta ahora se han efectuado un total de 192 A400M para estos siete países --Alemania, Francia, Reino Unido, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía-- y para clientes de Malasia y Sudáfrica. Desde el pasado mes de septiembre, EADS se ha visto obligada a aplazar el primer vuelo del A400M, debido a los problemas con la propulsión del motor TP400 de la aeronave, --diseñado de forma conjunta por el grupo galo Snecma, Rolls Royce y la firma alemana MTU-- que han retrasado el desarrollo del programa. La División de Aviones de Transporte Militar de EADS-CASA es responsable de la fabricación de las aeronaves de carga de diseño español C212, CN235 y C295, así como del mayor avión de transporte estratégico europeo, el A400M, cuyo proceso de ensamblaje se realiza en la factoría sevillana de San Pablo.