Economía/Empresas.- Principio de acuerdo entre Marsans y el Gobierno argentino

BUENOS AIRES, 12 (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) El grupo español de turismo Marsans y el Gobierno argentino llegaron a un acuerdo, que se firmará en diez días, para que el Estado se haga cargo de una parte del contrato firmado con el consorcio europeo Airbus para la provisión de 40 aviones a las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral. De esa forma, según informa la prensa local, se cerraría la disputa generada por la expropiación de las compañías a Marsans y el inicio de la demanda contra el estado argentino presentada por el grupo español ante el CIADI, el tribunal de resolución de controversias que depende del Banco Mundial. Fuentes de Marsans en Buenos Aires eludieron confirmar el estado de las negociaciones, que permitirían al grupo español recuperar 150 millones de euros pagados a Airbus por la compra de 71 aviones y que ahora serán devueltos por el Gobierno argentino. Según el diario 'Critica de la Argentina', el Ejecutivo compraría a Airbus 40 aviones, cinco más de lo que estaba previsto originalmente por Marsans, y comenzaría a recibir los primeros seis aparatos antes de las elecciones del próximo mes de octubre, un gesto que podría ser usado políticamente. Aunque el canciller argentino, Jorge Taiana, aseguró que la situación de Aerolíneas Argentinas no formó parte de la gira que esta semana realizó en Madrid la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, el propio presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció públicamente que el tema había provocado diferencias entre los dos países. El Ejecutivo argentino se hizo cargo de la gestión de Aerolíneas Argentinas y Austral a mediados de 2008, cuando las empresas quedaron al borde de la suspensión de pagos. En ese momento, se firmó un acta acuerdo para una venta amistosa de las compañías al Estado argentino. No obstante, los términos del acuerdo no se cumplieron, ya que el Estado argentino no aceptó que se realizara una tercera tasación independiente de los activos de las dos empresas, que finalmente fueron expropiadas por una ley del Congreso argentino que tuvo una aprobación mayoritaria en diciembre. En el acuerdo con Marsans se prevé que Aerolíneas Argentinas y Air Comet, perteneciente al grupo español, mantengan el código compartido. Asimismo, según la prensa local, la aerolínea del grupo español seguirá contando con la autorización para volar desde España a Buenos Aires.