Economía/Empresas.- Problemas en las relaciones en Airbus por la integración de la división militar de EADS, según 'FT'

LONDRES, 10 (EUROPA PRESS) Las relaciones en el seno del constructor aeronáutico europeo Airbus se estarían tensando a raíz del conflicto por la integración de la división de aviones militares de EADS, basada en España, según señala hoy el rotativo británico 'Financial Times'. El conflicto podría reavivar las profundas tensiones nacionales en el liderazgo del consorcio aeronáutico europeo, compuesto fundamentalmente por accionistas franceses, alemanes y españoles. Asimismo, la disputa agregaría otro problema político a EADS, que ya se ha visto afectado por las batallas entre los accionistas dominantes franceses y alemanes. El periódico británico recuerda que EADS está luchando por volver a obtener el control del programa de transporte militar A400M, el principal proyecto de defensa europeo, que cuenta con retrasos de unos tres años y se está desarrollando con miles de millones de euros en gastos extras. La integración, anunciada en diciembre, supuso que Airbus, con sede en Toulouse (Francia), fuera designado para tener un control directo sobre las operaciones referentes a aviación militar en España. Según el rotativo, las relaciones entre el presidente de Airbus, Tom Enders, y el máximo responsable de la división de Aviones de Transporte Militar y presidente de EADS-CASA, Carlos Suárez, se han suavizado tras las tensiones de la semana pasada, según una fuente cercana a la negociación citada por el rotativo. En referencia a la integración del negocio, Enders ya señaló el pasado mes que las relaciones habían sido "demasiado complejas y contaminadas por la política" y mostró su descontento con el progreso del programa del A400M. Cuando la semana pasada Enders fue preguntado sobre los rumores referentes a Suárez, el presidente de Airbus declinó realizar comentarios y reiteró que la integración es "crucial" para el éxito del programa A400M. Por su parte, EADS aseguró ayer no tener conocimiento de "asuntos políticos" relacionados con el Gobierno español y la integración de la división militar. Asimismo, reiteró que Suárez sigue en su cargo y que la compañía continua con el proceso de integración de la división militar dentro de Airbus. En la actualidad, el Estado español posee una participación en el grupo del 5,5%. La división de aviones de transporte militar se estableció en España en parte precisamente para satisfacer las sensibilidades nacionales.