Economía/Motor.- Continental entra en 'números rojos', suspende el dividendo y anuncia más medidas de reestructuración

HANOVER (ALEMANIA), 19 (EUROPA PRESS) El fabricante alemán de neumáticos y componentes Continental cerró el pasado año con unas pérdidas netas de 1.123,5 millones de euros, frente a un beneficio de 1.020,6 millones de euros en 2007, como consecuencia principalmente del efecto negativo de la depreciación de activos, informó hoy la empresa, que no repartirá dividendos en 2009. El presidente de Continental, Karl-Thomas Neumann, avanzó que la empresa ha puesto en marcha nuevos programas para reducir costes ante la caída del mercado automovilístico, que se intensificará en el primer semestre de 2009. "Debe asumirse que llevaremos a cabo significativas medidas de reestructuración", advirtió Neumann. La cifra de negocio de la multinacional con sede en Hannover se elevó a 24.238,7 millones de euros el pasado año, lo que supone un fuerte aumento del 45,8% respecto a 2007, como consecuencia de la adquisición de Siemens VDO. De su lado, el resultado operativo se mantuvo en 2008 en niveles similares a los del ejercicio previo, con 1.837 millones de euros, un 0,2% menos. No obstante, al incluir el efecto de la depreciación de activos, el Ebit arroja unas pérdidas de 296,2 millones de euros. El grupo, que elevó sus inversiones en I+D un 79,5% el pasado año hasta 1.500 millones de euros, no distribuirá dividendo con cargo al ejercicio de 2008 al registrar pérdidas. Su plantilla se redujo en 12.500 trabajadores por las medidas de reestructuración y la venta de la división de motores eléctricos. Además, no renovó los contratos de 5.000 eventuales. A 31 de diciembre de 2008, la deuda neta de Continental se situaba en 10.483,5 millones de euros. La empresa admitió que debido a la rebaja de su calificación crediticia, la renegociación de sus créditos supone un aumento de los intereses que demandan los bancos.