Economía.- Trabajadores de EADS-CASA dicen contar con el "compromiso firme" del Gobierno de que "no cederá" a traslados

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El presidente y secretario general de la sección sindical interempresas de CCOO en EADS-CASA, José Alcázar, depositó hoy su confianza en el Gobierno y aseguró contar con el "compromiso firme" de Industria para "no ceder" al posible traslado de la producción de la filial española fuera de España, especialmente del A400M. En declaraciones a Europa Press, Alcázar admitió que "había grados de dificultad, porque no se quería cumplir con el programa por parte de los responsables de Airbus, fundamentalmente por la parte francesa, y que el Gobierno había hablado del tema". Sin embargo, señaló que de lo que no se está discutiendo es de "lo fundamental", de cómo se ha llegado a esta situación y cuál es la situación actual del A400M. Alcázar afirmó que los sindicatos han sido informados en una Comisión de Seguimiento, creada a petición sindical, del proceso de integración de la división militar dentro de Airbus y de la situación del programa del A400M por el propio Carlos Suárez, cuya salida del consorcio aeroespacial europeo como presidente de EADS-CASA y máximo responsable de la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD) podría producirse en las próximas horas. Alcázar, quien evitó pronunciarse sobre la dimisión de Carlos Suárez, a quién todavía no se le ha comunicado oficialmente la aceptación de su renuncia, resaltó no obstante que "lamentablemente" Suárez puede ser "el pagano" de esta situación, pese a haber hecho "un papel fundamental para EADS-CASA". "Nosotros no ponemos ni quitamos a ningún presidente", dejó claro Alcáraz, quién reiteró que el Gobierno "no debe ceder" y destacó que dicho compromiso en estos mismos términos les ha sido trasladado a los trabajadores desde el Ministerio de Industria. Asimismo, añadió que les consta que en la misma sintonía se trabaja desde los ministerios de Defensa, Economía y Exteriores. No obstante, el presidente del comité intercentros recordó que las decisiones finales se tomarán el próximo 31 de marzo, cuando se presente una propuesta de viabilidad sobre el programa del A400M, para lo que habrá que fijarse antes un calendario de entrega a los clientes para ver realmente qué organización es la necesaria. "Lógicamente, la integración de MTAD en Airbus no es un capricho ni una decisión en la que el Gobierno haya cedido, sino una exigencia de los propios países compradores del avión de transporte militar, que han pedido al consorcio que se responsabilice del programa con el objetivo de agilizar el mismo", aseguró. Por ello, desde los sindicatos se ha pedido al Gobierno que exija a Airbus que cumpla con sus compromisos, firmados en 2004, para que aunque se produzca un cambio de nombre se siga manteniendo la misma producción del A400M. "En eso se está, y hay garantías del Ejecutivo de que así va a ser, si no no lo respaldarían", concluyó.