Enders reconoce la existencia de riesgos sobre los empleos en Europa si falla el A400M

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente del fabricante aeronáutico Airbus, Tom Enders, reconoce que si hay restricciones presupuestarias sobre el avión de transporte militar A400M, se podría poner el programa "en peligro", lo que pondría en riesgo "40.000 empleos en toda Europa directamente relacionados con este proyecto", 15.000 de ellos en España.

En una entrevista publicada hoy en el diario 'ABC', Enders señaló que Airbus está "en conversaciones" con los gobiernos ya que el programa tiene que desarrollarse sobre bases distintas, y dice que "hay otros matices de los que hablar" a parte de los plazos de entrega, como la futura financiación del programa.

"Se trata de preguntarse si Europa está dispuesta a no seguir adelante con el A400M y qué alternativas hay", destacó el ejecutivo, quien recalcó que "no sólo hay que mirar al avión como producto", sino también las repercusiones que podría tener sobre el empleo.

Por otro lado, el ejecutivo se mostró convencido de que el avión podrá volar antes de finales de año, según las previsiones de Snecma, uno de los miembros del consorcio que lo desarrolla, estimaciones que son asumidas "plenamente" por Enders.

Sobre las relaciones con el Gobierno de España, país que alberga la sede de Airbus Military, división en la que EADS ha integrado la División de Aviones de Transporte Militar del grupo empresarial (MTAD), Enders auguró que "volverán a ser buenas".

De hecho, a pesar de la polémica generada por la integración, que provocó incluso la salida de Carlos Suarez, responsable de MTAD y sus sustitución por Domingo Ureña, Enders aseguró que con Airbus Military "España adquirirá más responsabilidades".

"En 1999 España aportaba el 4,5% de la carga de trabajo y ahora alcanza el 10% y sigue creciendo", subrayó el ejecutivo, quien recordó que "las responsabilidades españolas han crecido y se ha creado un 30% más de empleo directo".

Enders aseguró que la reorganización respeta todos los acuerdos firmados en el año 2000 con el Gobierno español y que obedece a que la MTAD "no tenía la masa crítica, el tamaño suficiente, para acometer proyectos de la complejidad del A400M y necesitaba los recursos del todo el grupo Airbus".