Junta dice que está resuelto el problema de la integración de Airbus y que el sector andaluz depende de sí para mejorar

SEVILLA, 16 (EUROPA PRESS)

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa en funciones, Francisco Vallejo, aseguró hoy que que están resueltos los posibles problemas derivados de la integración de Airbus y subrayó que el sector aeronáutico andaluz depende de sus propias capacidades para crecer.

A preguntas de los periodistas sobre su futuro político, en la presentación de la puesta en marcha de la iniciativa 'Empresa 24 Horas', el titular de Innovación explicó que la reorganización de Airbus contaba con el objetivo de mejorar su eficiencia integrando en una única estructura las ramas militares del consorcio para generar sinergias. En este sentido, apuntó al temor existente anteriormente de una "posible violación" de los acuerdos firmados inicialmente, algo que "finalmente se respetará".

"La filial de Airbus va a respetar los acuerdos y esto sería salvaguardado por el Gobierno español", aclaró el consejero, quien ha mantenido contacto con los máximos responsables de Airbus. De este modo, manifestó que ya se ha solventado "la parte negativa" de la integración y esperó que en el futuro "no vuelva a haber ningún tipo de intento de sustraer algo que está acordado".

Asimismo, insistió en que el futuro de la industria aeronáutica andaluza va a depender de las "capacidades propias" de ésta y señaló que teniendo en cuenta la participación española en el consorcio se debería contar con en torno al cinco por ciento del trabajo, aunque recordó que en programas como el A380 se cuenta con más del diez por ciento.

Igualmente, reiteró que el futuro de la industria andaluza depende de sus "propias capacidades" y advirtió de que la Comunidad es la primera en composites, pero que es necesario continuar con las investigaciones para mantener este puesto.

Aseguró que el hecho de que Andalucía tenga más trabajo y centros de excelencia dentro del sector dependerá "únicamente de cómo la región sea capaz de desarrollar sus capacidades y que las universidades y centros tecnológicos den respuestas". "Hay que seguir desarrollando lo que se está haciendo y cada vez mejor", sentenció.

"Andalucía tiene que convertirse en una gran potencia aeronáutica y en la mejor en fibra de carbono, una situación de la que dependerá el futuro de la aeronáutica regional", agregó.

INTEGRACIÓN DE MTAD

El consorcio aeronáutico europeo EADS integró desde ayer su unidad de División de Aviones de Transporte Militar del grupo empresarial (MTAD) en Airbus Military, lo que supone que todas las actividades de transporte aéreo militar serán contabilizadas dentro del constructor aeronáutico europeo Airbus.

La integración y el 'Día 1' de la nueva unidad, que se celebró en Sevilla, siguen a una decisión del consejo de EADS tomada en diciembre de 2008.

Airbus Military tendrá sede en España y estará a cargo de todas las actividades de transporte aéreo militar del grupo, desde los aviones pequeños CN-235 y C-295 hasta el cisterna multimisión MRTT basado en el A330 y el proyecto militar más grande de EADS, el A400M. Además, también integrará proyectos adicionales derivados de la división civil de Airbus.

La nueva división seguirá proporcionando soporte y servicios a los clientes y operadores y se convertirá en una unidad de negocio de Airbus con completa responsabilidad sobre pérdidas y ganancias y con su propia contabilidad.

Su gama de actividades va desde el desarrollo e integración de aviones y sistemas específicamente militares, a su industrialización, comercialización y venta.

Según explica el consorcio, esta integración permitirá que la organización y la gestión de los programas militares sea más eficiente, ya que se implementarán líneas de mando "claras y unificadas".

A partir de ahora, la responsabilidad absoluta del programa A400M recae sobre el nuevo responsable de Airbus Military, Domingo Ureña, que se mostró "completamente comprometido" con un avión militar que "será la referencia en el transporte militar en el Siglo XXI, y será un éxito".

La nueva organización permitirá, según EADS, una mejor asignación de los recursos industriales y de ingeniería. Se explorarán al máximo las sinergias a nivel de desarrollo e industrial, tanto para los aviones civiles como para los de transporte militar, y al mismo tiempo se salvaguardan y se mejoran las capacidades específicas de Airbus Military.