Marsans y el Gobierno argentino esperan cerrar un acuerdo en las próximas horas

  • Madrid, 10 feb (EFE).- El grupo español Marsans y el Gobierno argentino esperan cerrar el acuerdo que resuelva la situación de Aerolíneas Argentinas en las próximas horas, aunque aún quedan flecos pendientes de solucionar de "menor entidad", indicaron hoy a EFE fuentes próximas a la operación.

Marsans y el Gobierno argentino esperan cerrar un acuerdo en las próximas horas

Marsans y el Gobierno argentino esperan cerrar un acuerdo en las próximas horas

Madrid, 10 feb (EFE).- El grupo español Marsans y el Gobierno argentino esperan cerrar el acuerdo que resuelva la situación de Aerolíneas Argentinas en las próximas horas, aunque aún quedan flecos pendientes de solucionar de "menor entidad", indicaron hoy a EFE fuentes próximas a la operación.

Las mismas fuentes añadieron que aunque el acuerdo, en el que se está negociando a tres bandas, con la participación también del fabricante de aviones europeo Airbus, se cerrase hoy, no se hará público hasta dentro de unos días cuando se solucionen esos flecos.

No obstante, los negociadores han reconocido que las conversaciones van por buen camino y que lo que todos ellos desean es que se solucione el asunto de una vez por todas.

El acuerdo contemplaría una petición por parte de Marsans de mantener el régimen de código compartido con Aerolíneas Argentinas, poder volar a Argentina y desde allí a otros países latinoamericanos, y la adquisición por parte de la compañía aérea de algunos de los aviones contratados recientemente por Marsans a Airbus, entre otros compromisos.

Precisamente este último asunto es el que está retrasando la solución, según las fuentes consultadas por EFE, dado que Airbus se ha mostrado reticente a aceptar esa solución y quiere una garantía por parte del Gobierno argentino de que está dispuesto a adquirir alguno de esos aparatos.

Este último aspecto de la negociación podría suponer para Marsans obtener, en función de la cantidad de aviones que fuesen a parar a la compañía argentina, cerca de 150 millones de euros del aval dado a Airbus en el momento de la petición de aviones, si la cifra se situase entorno a 40 aparatos.

Marsans firmó el pasado mes de noviembre un compromiso con Airbus para la compra de 61 aviones, entre ellos cuatro A380, por un importe de 6.100 millones de euros, a precio de catálogo.

En contrapartida, Marsans retiraría la demanda que ha interpuesto contra el Estado argentino ante el Centro de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) por estar en desacuerdo con el precio que quería pagar el Gobierno argentino por la aerolínea.

Con este acuerdo se cerraría el litigio que mantienen abierto desde el año pasado y que ha motivado que el Gobierno argentino adoptara la decisión de nacionalizar la aerolínea.

El conflicto entre el grupo español y el Gobierno argentino se radicalizó el pasado año, tras una serie de incidentes y huelgas protagonizadas por parte de los trabajadores de la compañía área, que situaron las relaciones en un punto de no retorno, y que motivó la intervención del ejecutivo.

En julio pasado el grupo español y el Gobierno argentino suscribieron un acuerdo de venta en el que ambas partes se comprometieron a buscar tasadores y, en caso de discrepancia acudir a un auditor.

Al encontrar un punto común en las negociaciones el Gabinete argentino decidió el pasado mes de diciembre recurrir al Parlamento y aprobar allí la nacionalización de la aerolínea, y por lo tanto su expropiación al grupo español.

Aerolíneas, privatizada en 1990, fue vendida a Iberia, que cedió años después su explotación a American Airlines, que a su vez la mantuvo únicamente durante un año, pasando a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) en 2000, y de ahí, en octubre de 2001 se traspasó al grupo Marsans.