Presidente YPFB anuncia plan de reestructuración tras escándalo de corrupción

  • La Paz, 19 mar (EFE).- El presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, anunció hoy un plan de reestructuración de la petrolera, afectada por un grave escándalo de corrupción, que contará con cooperación internacional.

Presidente de la YPFB anuncia un plan de reestructuración tras un escándalo de corrupción

Presidente de la YPFB anuncia un plan de reestructuración tras un escándalo de corrupción

La Paz, 19 mar (EFE).- El presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, anunció hoy un plan de reestructuración de la petrolera, afectada por un grave escándalo de corrupción, que contará con cooperación internacional.

Villegas ofreció hoy una rueda de prensa para confirmar su objetivo de que YPFB vuelva a la normalidad y negar además los rumores desatados en las últimas horas sobre su renuncia como presidente de la petrolera estatal.

"No renuncié. Estoy trabajando permanentemente porque hemos encontrado una empresa maltrecha y maltratada", afirmó el presidente de YPFB.

Villegas explicó que para reestructurar YPFB, la empresa estatal contará con la cooperación bilateral de Noruega, Canadá y Holanda y con la cooperación multilateral del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

En este sentido, explicó que entre los días 25 y 27 de este mes se celebrará en La Paz una reunión para "definir los compromisos de reestructuración de YPFB hacia una gestión eficiente, transparente y rentable" en la que participarán las diferentes cooperaciones.

Además, Villegas insistió en que se construirá la planta de licuefacción en Río Grande, en el oriente del país, para la producción de energéticos en territorio nacional "porque el país necesita de su producción".

La construcción de la planta fue objeto de un escándalo de corrupción que estalló con el asesinato del empresario boliviano Jorge O'Connor D'Arlach, ejecutivo de la firma Catler Uniservice, que tiene socios argentinos y es la encargada de la obra.

O'Connor fue asesinado en el momento en que entraba en una vivienda de familiares de la esposa del ex presidente del YPFB Santos Ramírez con 450.000 dólares (unos 350.000 euros) en efectivo.

Según la oposición, ese dinero estaba supuestamente destinado a pagar una comisión ilegal por el contrato firmado en 2008 entre YPFB y Catler Uniservice para que esta sociedad construya una planta de gas por 86 millones de dólares (66 millones de euros). EFE