Adecco prevé una caída del 50% de la contratación temporal en Andalucía este verano

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La empresa de trabajo temporal (ETT) Adecco prevé una caída del 50 por ciento en la contratación temporal prevista este verano en Andalucía, según el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas de Adecco-IESE, que precisó que el verano pasado ya se redujo un 20,2 por ciento la contratación de las ETT en la Comunidad con respecto al verano de 2007, por lo que en 2009 se prevé una nueva bajada en relación con el verano anterior.

Según indicó Adecco en una nota, la "fuerte caída" registrada en verano de 2008 "anticipaba lo que iba a venir después", tras lo que precisó que el panorama desde hace un año "ha cambiado drásticamente" de manera que si en el tercer trimestre de 2008, los datos arrojaron "el mayor avance del número de personas que perdieron su empleo en la Comunidad y se produjo la mayor subida del número de parados de los últimos ocho años en Andalucía, los pronósticos para este verano baten este récord".

De esta forma, el ILCA Adecco-IESE prevé la destrucción de 237.700puestos de trabajo en el tercer trimestre de este año en Andalucía, en comparación con el mismo periodo de 2008.

Adecco tampoco prevé que la contratación temporal vaya a reactivar el mercado laboral en verano, de forma que la crisis "no ha sorprendido a las empresas, que han tenido tiempo de planificar sus plantillas y adaptarlas a la caída del consumo". Por ello, Adecco apuntó que la crisis "impedirá que el verano sea fuente de empleo, por segundo año consecutivo".

En ese sentido, precisó que incluso en la hostelería "se ha producido un hecho que hacía muchos años que no ocurría en la Costa del Sol, pues ha habido hoteles que han cerrado en temporada baja para dar vacaciones a su personal y así tenerle disponible durante el verano y ahorrarse la contratación temporal por sustitución de vacaciones".

En la industria, Adecco auguró que "este año las empresas optimizarán al máximo sus plantillas, de tal forma que los periodos vacacionales comenzarán antes y terminarán más tarde con el fin de que los propios trabajadores puedan suplir la ausencia de sus propios compañeros". Incluso aseguró que "muchas fábricas cerrarán en verano y no habrá contrataciones de sustitución, rompiendo una tendencia de producción continua que se venía experimentando desde años".

Asimismo, ante la caída del consumo, el sector de logística y transporte tampoco prevé un aumento de la contratación temporal para cubrir la demanda, mientras que la banca, otro sector generador de empleo en la época estival, verá paralizadas las contrataciones debido a la reestructuración que está viviendo.

No obstante, pese al importante retroceso en demanda de empleados, una serie de ocupaciones seguirán siendo demandadas "aunque en menor medida", como cocineros, camareros o recepcionistas de hotel con idiomas; agentes de viaje, guías turísticos, animadores socioculturales y monitores de tiempo libre; técnicos de mantenimiento en las fábricas, todo tipo de oficiales industriales, operadores, peones, carretilleros de grúa e inventaristas.

Adecco indicó que "aunque no en la misma medida que hace un año, sí se producirá un repunte de la contratación de los perfiles relacionados con los servicios, con reforzamiento de las plantillas en el transporte, la logística o los centros comerciales ante el aumento del consumo y la necesidad de cubrir algunas bajas de las vacaciones".

CAMBIOS EN EL PERFIL

Adecco recordó que tradicionalmente la época estival beneficiaba a los estudiantes que aprovechaban los meses de verano para obtener un dinero extra y tener su primer contacto con el mercado laboral,, pero apuntó que este año el perfil del trabajador cambiará "considerablemente", de forma que "los jóvenes tendrán que competir con los más de cuatro millones de parados, cuya situación dará lugar a que se interesen por puestos en los que antes no habían reparado".

Agregó que dentro de estos nuevos trabajadores veraniegos, las amas de casa jugarán un papel "importante" ya que muchas de ellas "decidirán incorporarse al mercado laboral con el fin de aportar unos ingresos extras a la unidad familiar, afectada generalmente por la situación de desempleo de algunos de sus miembros".

Las personas mayores de 40 años, uno de los grupos directamente afectados por los despidos masivos, también buscarán un trabajo, aunque sea de carácter eventual, para hacer frente a su situación.

Otra diferencia importante con respecto a años anteriores, según Adecco, es que mientras la contratación de inmigrantes en verano "no representaba un incremento sustancial en este colectivo con respecto al resto de meses, ya que su prioridad era encontrar un empleo duradero, este año también optarán a todo aquello que consideren adecuado a sus posibilidades, dado que la falta de ingresos les obligará a trabajar allí donde existan ofertas de trabajo".

Derivado de lo anterior, la formación de los trabajadores también será superior a la de años precedentes "pues en estos momentos la alta tasa de paro afecta por igual a personas con formación que sin ella".