La economía española no se recuperará hasta después de 2011, según la asociación AGETT

  • Madrid, 23 abr (EFE).- La recuperación de la economía española no llegará hasta después de 2011, según el informe del mercado laboral para 2009 de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), divulgado hoy.

La economía española no se recuperará hasta después de 2011, según la asociación AGETT

La economía española no se recuperará hasta después de 2011, según la asociación AGETT

Madrid, 23 abr (EFE).- La recuperación de la economía española no llegará hasta después de 2011, según el informe del mercado laboral para 2009 de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), divulgado hoy.

En el estudio se destaca que en el cuarto trimestre de 2009 España tendría un "primer punto de inflexión" en la marcha de la economía, lo que le permitiría cambiar la tendencia recesiva a partir del primer trimestre de 2010.

De acuerdo con estas previsiones, la recuperación no llegaría hasta después de 2011, "cuando los niveles de crecimiento económico tiendan hacia el 2 por ciento".

No obstante, en el informe se precisa que el cambio se producirá "de seis a nueve meses después de que lo haga Estados Unidos".

Del mercado de trabajo español se destaca que el desempleo seguirá creciendo en 2009 y 2010.

Al respecto se recuerda que, según los datos de la Labour Force Survey de Eurostat del tercer trimestre de 2008, España destruye nueve de cada diez empleos de la Unión Europea a 15.

En el último año, en el grupo de los Quince se crearon dos millones de empleos (principalmente en el Reino Unido y Alemania), mientras que en España se destruyeron 175.000 puestos de trabajo, que unidos a los 28.000 de Irlanda, les convirtieron en los dos únicos países en negativo, con lo que la tasa de empleo descendió en 1,5 y 1,9 puntos porcentuales, respectivamente.

Para reducir la tasa de temporalidad, la media en 2008 fue del 29,2% frente al 14,5% de la UE a 15, abogan por la implantación de las agencias privadas de empleo, que ya se han implantado en doce de países comunitarios.