PSRM exige más recursos para desempleados sin prestaciones y alerta que 30.000 familias tienen todos sus miembros en paro

MURCIA, 24 (EUROPA PRESS) El responsable de Empleo del Grupo Parlamentario Socialista, Mariano García, exigió hoy al Gobierno regional que destine más recursos para las personas en situación de desempleo que no cobran prestaciones, al tiempo que alertó que "en el último año se ha duplicado en la Región el número de hogares en los que ninguno de sus miembros tiene trabajo, y que afecta a 30.000 familias". García indicó, en rueda de prensa, que "tenemos un Gobierno regional que nos ha llevado al mayor número de parados de la historia de esta Región, con más de 112.000 personas sin trabajo, con tasas de paro superiores a la media nacional, con destrucción de empleo y con niveles de temporalidad y bajos salarios entre los peores de España". Ante esta situación, reprochó que el Gobierno regional sólo "sabe echar culpas a los demás, a pesar de tener competencias en gestión y ejecución de políticas de empleo y asistencia social", y sostuvo que "no es el momento de quejarse del gasto social, ni de disminuir y congelar partidas para paliar el coste de la crisis". En este sentido, criticó que "el modelo de crecimiento de Valcárcel en los últimos años está haciendo pagar un precio muy caro a la Región de Murcia". "El modelo de la avaricia, de la codicia, de la especulación y del enriquecimiento de unos pocos se está llevando por delante a miles de trabajadores y familias; y prueba de ello es que 2008 se cerró con más de 55.000 personas paradas que en 2007", apostilló. Asimismo, García insistió en que la receta para salir de la crisis no es la de recortes de derechos, de protección y de salarios, "porque la crisis no la han generado los trabajadores, sino aquellos que no han tenido escrúpulos y se han enriquecido especulando durante los años de bonanza". Por ello, recalcó que, "ante el aumento del número de personas y hogares que no tienen ingresos, exigimos a Valcárcel que no congele el gasto en prestaciones y medidas en materia de inserción social", así como que aumente el número de beneficiarios de ingresos mínimos y rentas básicas para las economías más débiles. Finalmente, señaló que mientras que el Gobierno de España "mantiene y aumenta la protección social en la Región de Murcia para los parados, el Ejecutivo regional ha disminuido las ayudas en el Ingreso Mínimo de Inserción (IMI) para las familias sin prestaciones". Y es que, añadió, "de cada 100 hogares murcianos, 6,76 no tiene a ninguno de sus miembros trabajando".