UPA CALIFICA DE “ABERRANTE E INJUSTO” PONER UN IMPUESTO AL AZÚCAR

MADRID|
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha mostrado este jueves su “perplejidad e indignación” al conocer el impuesto a las bebidas con azúcar que pretende aprobar el Gobierno.Los agricultores creen que una medida así destruirá empleo y actividad económica en un sector que ya está “al borde del abismo” por la liberalización prevista para 2017. Los remolacheros creen “absolutamente injusto” castigar a un producto “básico para la vida”, y abogan por impulsar y favorecer los hábitos saludables en el consumo de productos con azúcar.En este sentido, califican de “aberración” que el Gobierno plantee un gravamen sobre las bebidas con azúcar, puesto que eso representaría un “daño irreparable” para el sector remolachero-azucarero.La organización profesional agraria ha recordado que este sector, cuya principal zona productora se ubica en Castilla y León, pero que también produce en zonas de Andalucía, La Rioja y País Vasco, está viviendo una situación “especialmente delicada” debido a que está a las puertas de la liberalización que supondrá la desaparición de las cuotas azucareras a partir de septiembre de 2017.UPA considera que el azúcar “no sólo no es dañino, sino necesario para la población, por lo que motivar un menor consumo vía impuestos es injusto e inmoral”.La organización cree que el Gobierno debería fomentar los hábitos saludables dentro de la dieta mediterránea, “mediante medidas pedagógicas, educativas y sociales, y no dentro del ámbito de los impuestos”.UPA teme que este impuesto haría desaparecer a miles de agricultores, puesto que se pondrían en duda no solo las ayudas públicas que perciben actualmente productores e industrias azucareras, sino la rentabilidad de un cultivo que “es puntero en toda Europa”.