Tejerina dice que Bruselas es "favorable" a adelantar el 70% de las ayudas directas de la PAC por la sequía


BRUSELAS|

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado este lunes haber recibido una respuesta "favorable" de parte de la Comisión Europea para adelantar a octubre el pago del 70% de las ayudas directas de la PAC a los agricultores y ganaderos más afectados por la sequía.

"Ya se nos ha comunicado que hay una disposición favorable, con lo cual será una noticia positiva para los agricultores y ganaderos, saber que van a recibir el 70% de las ayudas en adelanto", ha declarado Tejerina a la prensa en Bruselas, a su llegada a una reunión de ministros del ramo europeos.

Se trata de una reivindicación que ya presentó España en el último consejo de ministros europeos en Luxemburgo y a la que en esta cita se sumará también Portugal, según fuentes europeas.

El objetivo es que el Estado miembro pueda pagar ya desde el 16 de octubre el 70% de las ayudas del primer pilar de la Política Agraria Común (PAC), un apoyo adelantado que ascendería al 85% en el caso de las medidas de desarrollo rural. La fecha podría variar en función de la gestión de cada Comunidad Autónoma, ha señalado la ministra.

Otro asunto clave para los intereses de España en esta reunión a 28 de ministros de Agricultura es el futuro de los presupuestos comunitarios, ya que preocupa que se contemple una merma para el gasto agrícola europeo y se apunte a una PAC cofinanciada por los Estados miembros en el futuro.

En la reflexión abierta por la Comisión Europea sobre el futuro de una UE a 27, tras la salida de Reino Unido, se plantean cinco escenarios para el proyecto europeo, desde una mayor integración hasta una Europa a distintas velocidades, pasando por una visión reductora centrada únicamente en el Mercado Único.

Entre las opciones, Tejerina ha alertado de que "cuatro de los cinco" escenarios de reflexión plantean "la cofinanciación" para la PAC, algo a lo que España "se opone frontalmente".

España cree que la importancia de la PAC para el desarrollo y la economía de la UE debe pesar y requiere también un "compromiso" de los ciudadanos europeos para que esta política siga contando con un respaldo presupuestario importante.