Abiertas las convocatorias de ayudas a la modernización de explotaciones agrarias y mejora de regadíos

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado la Orden de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas a la modernización de explotaciones agrarias, para facilitar la instalación de jóvenes agricultores, así como fomentar aquellas infraestructuras relacionadas con la evolución y la adaptación de la agricultura en materia de regadíos y que cuenta para este ejercicio con un presupuesto de 41 millones de euros.

Todas las actuaciones subvencionadas, publicadas el pasado martes, están cofinanciadas por la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y la Unión Europea a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), informó la Junta en un comunicado.

Como explicó el director general de Mejora de Explotaciones Agrarias, Miguel Chillaron, con estas ayudas el Gobierno regional pretende contribuir a la mejora de las estructuras y la modernización de los sistemas de producción de las explotaciones agrarias como objetivos preferentes de la política agraria castellano-manchega en cuanto contribuyen a la mayor eficacia productiva, a garantizar y diversificar las producciones, al incremento de la competitividad, viabilidad y de la renta agraria.

También supone contribuir al reforzamiento del sector agroalimentario y de servicios, a la fijación de la población rural y a la preservación del medio ambiente en que se va a desarrollar la actividad agraria de forma sostenible.

TRES LÍNEAS IMPORTANTES

De los 41 millones de euros que han sido destinados a la Orden, 16 irán dirigidos a la modernización de explotaciones agrarias, 12 para la primera instalación de jóvenes agricultores y 13 en materia de regadíos.

La ayuda a la modernización de las explotaciones agrarias se dirige a los titulares de explotaciones agrarias ubicadas en la región, que sean personas físicas agricultores profesionales o a personas jurídicas (cooperativas, SAT, sociedades civiles o sociedades mercantiles) cuya actividad principal o exclusiva sea la agraria, según corresponda.

El objeto de la misma, es aumentar la renta agraria y mejorar las condiciones de vida y de trabajo en el sector, aumentando la competitividad de las explotaciones para asegurar su viabilidad y el mantenimiento de un tejido socioeconómico estable y dinámico. En el año 2008 se han beneficiado un total de 1.025 agricultores y ganaderos de la región, y en lo que va de año 2009 se alcanzan ya los 940.

Respecto a la instalación de jóvenes agricultores, la ayuda se dirige a personas mayores de 18 años y menores de 40 años de edad, en el momento de la solicitud de la ayuda, que se instalen por primera vez en una explotación agraria. El objetivo de esta ayuda es facilitar la instalación de jóvenes agricultores como titulares de explotaciones agrarias, contribuyendo así al necesario relevo generacional y al rejuvenecimiento del sector.

Según los datos de la Consejería, en el año 2008 se ha producido una incorporación de 252 jóvenes agricultores, 189 hombres y 63 mujeres. En lo que llevamos de año 2009, la incorporación alcanza los 104 jóvenes, 80 hombres y 24 mujeres.

Por último, las actuaciones en materia de regadíos serán dirigidas a entidades asociativas de riego en común, personas físicas titulares de explotaciones agrarias que sean agricultores no profesionales y personas jurídicas titulares de explotaciones agrarias calificadas como no prioritarias. En el último ejercicio se han aprobado 237 expedientes.

PRINCIPALES NOVEDADES DE LA ORDEN

El director general explicó las principales novedades de esta Orden de ayudas, destacando en primer lugar el esfuerzo realizado desde la Consejería para facilitar la tramitación de las solicitudes a los interesados, "pues la parte de la documentación que ya esté en manos de ésta u otras administraciones y que tengan que aportar, no sea necesario volver a remitir".

Además con este mismo objetivo de agilización en los trámites, las solicitudes se podrán presentar por todas las vías y mecanismos telemáticos existentes para acercar la Administración al beneficiario.

Asimismo también se establece el sistema de concurrencia competitiva de proyectos en base a unos criterios de priorización que se establecieron en el Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 aprobado por la Comisión Europea y que favorecerán a las explotaciones que se encuentran en zonas desfavorecidas, en el ámbito de aplicación del Plan Especial del Alto Guadiana y a sectores con determinadas orientaciones productivas.

Por otro lado, se van a orientar las ayudas hacia un desarrollo sostenible que compatibilice la actividad agraria con el medio ambiente en el que se desarrolla, potenciándose los sistemas de producción ecológica, la gestión de los recursos hídricos, las energías renovables, etc.

En lo que se refiere a las Comunidades de regantes, SAT y cooperativas "se les va a pedir un plan de gestión que afecte a toda la zona regable tanto de forma global como individual de las explotaciones, con el objetivo de optimizar los recursos hídricos y energéticos" explicó el director general.

Por último, también como novedad se va a exigir que se aporte un plan de prevención de riesgos laborales a los titulares de todas las explotaciones con objeto de aumentar la seguridad de los trabajadores y reducir los accidentes en el sector. El plazo de presentación de solicitudes para el año 2009, ya se ha abierto y ha quedado establecido hasta el día 15 de junio incluido.