Agricultores españoles y franceses comparten preocupación ante las negociaciones UE-Marruecos

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Productores de frutas y hortalizas de Francia y España y representantes de las administraciones de ambos Estados se reunieron hoy en Madrid en el marco del Comité Mixto Hispano-Francés, donde las organizaciones agrarias coincidieron al manifestar su "gran preocupación" ante el proceso de negociación para el acuerdo de libre comercio entre la UE y Marruecos, informó hoy COAG.

El responsable estatal de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, exigió a las autoridades de ambos países que mejoren sus controles en cuanto a volúmenes y condiciones de entrada de las importaciones de Marruecos.

Góngora destacó que no deben de realizarse más concesiones comerciales a Marruecos en producciones hortofrutícolas, particularmente en cultivos sensibles y en otros productos como el pimiento, el melón, la sandía, la naranja, al tiempo que solicitó a las administraciones que defiendan el principio de preferencia comunitaria para esos productos en Bruselas.

Además, hizo hincapié en que deben realizarse estudios de impacto sobre las zonas de producción europeas previos a cualquier hipotética concesión suplementaria.

"Gracias a la presión que hemos ejercido mediante la campaña de movilizaciones y las constantes denuncias sobre el reiterado incumplimiento de los términos del acuerdo por parte de Marruecos, la Comisión Europea se ha visto obligada a reconsiderar su estrategia negociadora", subrayó el dirigente agrario, quien incidió en que el sector "no tolerará ningún tipo de concesión que hipoteque el futuro" de sus producciones.

El Comité Mixto Hispano-Francés, grupo constituido en 1997 con el objeto de solucionar los problemas existentes entre los productores de ambos países y evitar periódicas situaciones de crisis, abordó hoy la problemática actual de los sectores de fresa, ajo, tomate y fruta de hueso.

También se analizaron los principales problemas de la aplicación de la OCM de frutas y hortalizas que han de afrontar los hortofruticultores y se intercambiaron puntos de vista entre los servicios fitosanitarios de ambas delegaciones.