Agricultura inicia la campaña de lucha contra la mosca de la fruta que afecta a los cultivos de uva de mesa

MURCIA, 13 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura y Agua inició hoy la campaña de lucha contra la mosca de la fruta en los cultivos de variedades tempranas de uva de mesa. Esta plaga "inutiliza los frutos para consumo y su presencia es motivo de rechazo en partidas que se exportan a terceros países", según el director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón.

Las principales zonas productoras de uva de mesa en la Región son el Valle del Guadalentín y la Vega Alta del Segura. El pasado año la producción alcanzó las 135.000 toneladas, de las que cerca de 70.000 se destinaron a la exportación. Para el resto de variedades la campaña comenzará el 10 de junio.

La campaña, que pretende combatir la plaga mediante la captura de adultos en mosqueros cebados con atrayentes alimenticios que serán colocados en huertos y parrales, se inicia con el reparto de cebos e insecticidas para activar y colocar en campo.

Así, en primer lugar se distribuirá el material correspondiente a las variedades más tempranas (Superior, Sugraone, Prime y Flame, entre otras). Este tiene una duración de 120 días, por lo que, para aprovechar al máximo su rendimiento, según el director general, "debe instalarse en campo de forma inmediata, en el caso de aquellas variedades de uvas tempranas que se vayan a recolectar hasta finales de agosto".

Para variedades tardías, cuya recolección se realizará entre septiembre y noviembre, la colocación de las trampas deberá hacerse a finales de junio o primeros de julio. En cualquier caso, precisó García Lidón, "unos tres meses y medio antes de la recolección, con el fin de eliminar de las parcelas lo antes posible el mayor número de adultos de mosca de la fruta y reducir así el daño en las uvas".

El responsable autonómico recordó a los agricultores que los cebos y el insecticida que les serán entregados "no precisan de manipulación alguna". "Basta con instalarlos dentro de los mosqueros, ya que si son abiertos, se rompen o se cortan, pierden su efecto en pocos días y su eficacia se ve mermada", comentó.

En este sentido, García Lidón resaltó la importancia de "utilizar correctamente los instrumentos que la Consejería pone a disposición de los agricultores", por lo que considera conveniente que "consulten a los técnicos del Servicio de Sanidad Vegetal cualquier duda sobre la colocación de las trampas".

Los agricultores que se incorporan por primera vez a esta campaña deberán pasar previamente por la Oficina Comarcal Agraria de su zona a rellenar la correspondiente solicitud, según informaron en un comunicado fuentes del Gobierno regional.

La retirada de cebos e insecticidas se hará en el almacén de la Cooperativa Nuestra Señora del Rosario (para los agricultores de Librilla, Alhama de Murcia y Fuente Álamo), el almacén municipal de Totana (para los agricultores de esta población), la Cámara Agraria de Aledo, la oficina municipal de la Estación (para los agricultores de Puerto Lumbreras), la Finca Experimental La Pilica (para los agricultores de Águilas) y el almacén municipal de Cieza (para los agricultores de la Vega Alta).