ASAJA rechaza la propuesta europea de retirar a una veintena de pueblos de Cuenca la calificación de Zona Desfavorecida

CUENCA, 24 (EUROPA PRESS) El secretario general técnico de ASAJA de Cuenca, Manuel Torrero, rechazó hoy la propuesta de la Comisión Europea de retirar a 21 pueblos de Cuenca de la Red de Zonas Desfavorecidas, lo que supondría un golpe para pequeños pueblos de la Serranía y la Alcarria, que perderían las subvenciones y ayudas que reciben por pertenecer a esta red. Toda la provincia de Cuenca, exceptuando los grandes núcleos de población, está incluida en la red. Además, Torrero censuró en rueda de prensa los criterios que se han utilizado para decidir qué pueblos pierden este carácter porque son puramente físicos, como la calidad del suelo o las temperaturas medias, pero no se han tomado en cuenta criterios socio-económicos, apuntó. Por tanto, el Comité Ejecutivo Provincial de ASAJA consideró ridículo que pequeños pueblos de la Serranía y la Alcarria, que se encuentran en zonas con una densidad de población de tres o cuatro habitantes por kilómetros cuadrado, dejen de ser considerados "desfavorecidos". La propuesta de la Comisión Europea tiene que definirse antes de 2010, por lo que ASAJA quiere hacer un frente común entre alcaldes y grupos de acción local, como están haciendo el resto de provincias de la región, y también pedirá ayuda al Ministerio para hacer frente a esta propuesta. En Castilla-La Mancha resultarán afectados 197 municipios. MANO DE OBRA Por otra parte ASAJA de Cuenca consideró que la excesiva oferta de mano de obra puede causar problemas en las próximas campañas. Torrero recordó que se está dando un "efecto retorno" de los trabajadores de la construcción al campo, del que salieron hace unos años. Este factor, unido a la regularización de los trabajadores rumanos y búlgaros, provocará un exceso de mano de obra. Asimismo, Torrero señaló que están preocupados ante el cambio de escenario normativo y económico respecto al año pasado. El secretario general técnico de ASAJA de Cuenca afirma que en estos momentos nadie puede hacer un cálculo de la mano de obra que habrá disponible, por ejemplo, en la campaña del ajo. Ante un tercer factor, como es la reducción de alojamientos, no descartan que haya problemas. Por otra parte, el Comité Ejecutivo Provincial de la organización agraria no se pronunció aún sobre la orden de ayudas de la consejería de Agricultura, para que los agricultores que apuesten por el arranque de viñedo puedan reforestar sus terrenos. Torrero indicó que los terrenos que apuestan por el arranque están muy dispersos, y que si la orden es como la actual no acaba de merecer la pena al agricultor. Aún así, están pendientes de estudio de la orden de ayudas.