Aumentan las plantaciones de melocotón en España con la mirada puesta en el mercado ruso

LLEIDA, 28 (EUROPA PRESS)

Los agricultores españoles han aprovechado las ayudas estatales a la reconversión de frutales para arrancar árboles de pepita, como perales y manzanos, y plantar melocotoneros con la mirada puesta en el mercado ruso, según explicó hoy la secretaria general de Medio Rural, Alicia Villauriz, tras su reunión en Lleida con la junta directiva de la Asociación de Profesionales de Frutas y Hortalizas (Asofruit).

"Aunque el mercado ruso tenga ahora algunos problemas, supone una oportunidad muy importante. De hecho, el poder adquisitivo en este país ha experimentado un incremento importante y el volumen de población es alto", afirmó la directora general.

Desde su punto de vista, Rusia "tiene además una cercanía también interesante. No es lo mismo que exportar a países mucho más lejanos, como pueda ser Japón o países de América del Sur o del Centro".

La expectativa de contar con un mercado emergente importante, aunque ahora presente una serie de dificultades por el tema de la crisis económica general "es una opción muy interesante. Aunque haya un incremento de la producción, como se pueda estar notando en los últimos tiempos, se puede absorber perfectamente", agregó.

El plan de reconversión de la fruta dulce aprobado por España en 2006 tiene un presupuesto de 23 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco años. En los tres primeros los agricultores han solicitado ayudas para unas 10.000 hectáreas, el 80% del total previsto. El 39% de las hectáreas que los agricultores han solicitado renovar corresponden a Catalunya, según Villauriz.

La directora reconoció que en la preferencia por los frutales de hueso, como el melocotón, frente a los de pepita, puede haber influido el mayor coste de producción de renovar perales y manzanos.

El presidente de Asofruit, Josep Panadés, concretó que los frutales de pepita empiezan a producir a los cuatro años, en el caso de la manzana, y a los cinco en el caso de la pera, el doble que los melocotoneros. Según sus datos, renovar una hectárea de manzanos cuesta 50.000 euros, el doble que la misma superficie de melocotoneros.