Cerca de 200 agricultores afectados por los últimos temporales han pedido al Govern créditos por valor de 8 millones

Mañana finaliza el plazo para solicitar estos préstamos de hasta 40.000 euros a cinco años y a un interés del 1,5 por ciento

PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS)

Cerca de 200 agricultores y pescadores de Baleares afectados por los últimos temporales de lluvia durante el pasado otoño y de viento en el mes de enero han solicitado al Govern créditos por valor de 8 millones de euros, que serán subvencionados por el Ejecutivo balear, de manera que el interés de los mismos quedará en un 1,5 por ciento, lo que les permitirá, a juicio de la Conselleria, "afrontar cualquier tipo de gasto urgente".

Así lo informó esta mañana la consellera de Agricultura y Pesca, Mercè Amer, durante su comparecencia, a petición del PP, ante la Comisión de Economía del Parlament, donde recordó que mañana finaliza el plazo para que los payeses y pescadores presenten una solicitud al Govern, con el fin de solicitar un crédito al 1,5 por ciento de interés para hacer frente a las pérdidas ocasionadas por los temporales.

Esta línea de créditos está presupuestada en 850.000 euros anuales durante los próximos seis ejercicios, de manera que el sector primario podrá solicitar préstamos de un mínimo de 4.000 euros y un máximo de 40.000 durante los próximos cinco años y con el primer año de carencia.

De esta manera, Amer destacó que tres meses después del último temporal de viento del pasado mes de enero, el sector primario de Baleares dispone ya de 8 millones de euros en forma de créditos a un interés "simbólico", lo que supone 6 millones de euros más que los inicialmente previstos para responder a las necesidades de los agricultores, ganaderos y pescadores que sufrieron pérdidas económicas por las malas condiciones meteorológicas.

La consellera recalcó que la Conselleria no sólo aprobó la concesión de estos créditos, sino que también decidió otorgar ayudas económicas al sector de la patata, centrándose mayoritariamente en Sa Pobla, debido a que fue uno de los municipios que más padeció las consecuencias de las fuertes lluvias de los meses de noviembre y diciembre pasado, que dejaron anegados algunos de los campos de cultivo.

De este modo, después de que las lluvias afectaran de manera muy importante algunas parcelas de patata tardía, que no se pudo recoger, y retrasase también la siembra de la patata primeriza, Amer resaltó que el Govern decidió destinar 30.000 euros para cada portal exportador para la realización de proyectos de investigación, con el fin de mejorar la producción de cultivo.

Asimismo, añadió que también se aprobaron ayudas a la patata de exportación por valor de 240 euros/quartó para aquellas explotaciones aseguradas, así como subvenciones de 200 euros/quartó asegurado para la patata de invierno (tardía).

Amer recordó que durante el 2008, el sector de la patata recibió 314.949 euros para siniestros en el sector, mientras que la Conselleria también invirtió 203.600 euros para las aseguradoras agrarias.

AYUDAS AL SECTOR OVINO Y A LOS CEREALES

Respecto al sector ovino, la consellera apuntó que su departamento publicó una orden para que las explotaciones de ovejas pudiesen mantener los derechos del ovino, perdiendo la parte acoplada, pero manteniendo los derechos pudiendo optar así a 10,5 euros por oveja perdida.

Por otra parte, indicó que el sector de los cereales también se vio afectado por las intensas lluvias, sobre todo, porque retrasó la siembra y, por este motivo, recordó que una de las primeras medidas que adoptó cuando llegó a la Conselleria fue incrementar la superficie de retirada voluntaria de siembra, lo que ha permitido al sector acceder a ayudas por valor de 1,5 millones de euros.

"Por suerte, finalmente no ha sido necesaria esta medida porque la mayoría de payeses han sembrado sus campos de cereales", recalcó Amer, quien detalló que pese a ello, el Govern ha hecho una inversión de 700.000 euros (300.000 más que en 2008) para subvencionar el kilo de semilla. De este modo, señaló que se ha destinado 0,33 euros por cada kilo de semilla y 0,37 euros por cada kilo se semilla para las hectáreas aseguradas.

Por otro lado, la consellera recordó que el fuerte viento que se produjo los días 24 y 25 de enero afectó de manera especial al sector hortícola y, sobre todo, a los plásticos de los hivernaderos y, por esta razón, resaltó que el Ejecutivo habilitó una ayuda de 1,2 euros por metro cuadrado de plástico; 1,5 euros por metro cuadrado para aquellas producciones aseguradas y 15.000 euros para las asociaciones de defensa vegetal para proyectos de investigación que ayuden a mejorar la producción y minimicen el impacto de situaciones imprevistas adversas.

Finalmente, Amer explicó que el Ejecutivo también ha habilitado una subvención de 15.000 euros para proyectos de investigación para las Asociaciones de Defensa Vegetal de cítricos, así como una ayuda directa de 300 euros por hectárea y de 390 euros por hectárea para aquellas producciones de cítricos aseguradas y para los cultivos del valle de Sóller y Fornalutx.

"Creo que la actuación del Govern, una vez más, ha respondido a las necesidades del sector, demostrando que esta institución está dispuesta a hacer los esfuerzos necesarios para garantizar la continuidad del sector primario en Baleares", concluyó la consellera de Agricultura y Pesca.