Chávez dice que "cada día" su "revolución socialista será más profunda"

  • Caracas, 24 abr (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió hoy que su "revolución" socialista "será cada día más profunda, auténtica y verdadera", y que está "lista" para afrontar cualquier intento local o externo de detenerla.

Chávez dice que "cada día" su "revolución socialista será más profunda"

Chávez dice que "cada día" su "revolución socialista será más profunda"

Caracas, 24 abr (EFE).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió hoy que su "revolución" socialista "será cada día más profunda, auténtica y verdadera", y que está "lista" para afrontar cualquier intento local o externo de detenerla.

En un acto oficial trasmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión, Chávez habló de la "revolución agraria" que desarrolla, con la "intervención de miles de hectáreas" de terrenos con el alegato de que están ociosas o subutilizadas.

"Y vamos a seguir interviniendo, hay mucha tierra y galpones (industriales) ociosos", porque "esta es una revolución", declaró Chávez, tras recorrer una "fábrica socialista de madera sintética" en el estado central de Carabobo.

"Seguiremos haciéndola (la revolución) pacíficamente. Aunque estamos listo para defendernos", dado que, a juicio del mandatario, "la oligarquía está cada día más llena de odio y hay que tenerle cuidado".

Chávez declaró en enero de 2004 la "guerra a muerte contra el latifundio", y exigió a los gobernadores y alcaldes del país identificar los terrenos ociosos para recuperarlos, entregarlos a campesinos pobres y ponerlos a producir.

El Gobierno ha pagado indemnizaciones a varios afectados, aunque las intervenciones han sido rechazadas por los gremios empresarial y ganadero, que han calificado la medida de "ilegal e inconstitucional".

En los últimos meses Chávez ha ordenado además la expropiación de al menos dos plantas procesadoras de arroz, con el argumento de que producían variantes del cereal no sometidos al control de precios, para así evadir la medida, lo que supone un peligro para la "seguridad alimentaria" de la población.

El presidente izquierdista insistió este viernes en que la oligarquía, como llama a la oposición a su Gobierno, supuestamente posee "medios de comunicación, alcaldías, y mucho dinero", que utilizaría para intentar detener su administración.

Volvió a declarar el 2009 como el año de la "consolidación" del proceso de cambios que dirige desde hace una década, y reiteró la necesidad de luchar contra la "corrupción" y el "sindicalismo corrupto", supuestamente heredados de los gobiernos socialdemócratas y socialcristianos que se alternaron en el poder entre 1958 y 1999.

Sindicatos identificados con la oposición denuncian que el Gobierno intenta aniquilar al movimiento obrero y que para ello se "niega" a discutir las convenciones colectivas de los sectores petrolero, gas, electricidad, educación y salud.

El mandatario pidió que en Venezuela nazca "el hombre y la mujer nuevos", que dejen a un lado "los vicios del pasado, los privilegios", y pidió que sean "denunciados de inmediato" los gerentes de las novedosas "empresas socialistas" que pretendan "sueldos millonarios y otras" ventajas contractuales.

"Se inicia el tercer ciclo de la revolución, 2009-2019, década de consolidación y de avance", añadió el mandatario venezolano, quien destacó que "ha comenzado a florecer el socialismo" en Venezuela, con sus "particularidades" y características propias.