COAG acusa a las cajas de ahorros de "sangrar" al sector oleícola con sus participaciones en SOS

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel López, acusó hoy a las cajas de ahorro de "sangrar" la economía del sector del aceite de oliva a través de su participación en SOS.

López denunció que algunas envasadoras han realizado grandes inversiones en multinacionales a nivel mundial, y se centró en el caso particular de Bertoli (filial de SOS) "que de los 630 millones invertidos en su compra, la compañía ya lleva amortizados 324 millones", lo que para el secretario general de COAG significa que "le están chupando el dinero a los productores y se les está utilizando de mano de obra barata para sacarles el dinero".

"SOS está haciendo estas compras y está modificando la estructura del consejo de administración, pero no hay que olvidar que está participada por cajas de ahorros. Estamos hablando de instituciones públicas que están jugando a sangrar la economía de un sector que es estratégico para este país con más de medio millón de productores y más de dos millones de hectáreas", espetó López.

En la actualidad, la participación de las instituciones de crédito dentro de la empresa alimentaria asciende al 34,3% del total de la firma, siendo Caja Madrid la que ostenta una mayor cuota de presencia con un 10,5% de la misma, seguida por Unicaja (8,9%), Caja Granada (5,1%), Caja Sol (5%) y Caja Sur (4,8%)

Según el representante de la organización agraria, las cosas han llegado "a unos límites extraordinariamente graves" en una situación de mercado que tiende a incrementar el consumo interno y la exportación, al tiempo que la producción se encuentra "por debajo de la media de las últimas tres campañas".

"No tiene sentido que haya una situación de crisis de precios en origen, y si se da, es sencillamente por que hay una estrategia y un acuerdo más que evidente para que se produzca", prosiguió.

Asimismo, el secretario general de COAG alertó de que si el libre mercado no funciona es por que no se regulan la oferta y la demanda, lo que "significa que Competencia tendría que intervenir, y que es necesario introducir en el Consejo de Ministros de la Unión Europea una mayor regulación del mercado".

"Me parece que algunos están pensando en que el futuro del aceite tiene que estar en el Norte del Magreb, que ya se ha comprometido a incrementar hasta 1.200.000 hectáreas de aquí al 2020, o en el olivar superintensivo, cargándose las D.O., para que se queden cuatro produciendo y viviendo del sector y los demás tendremos que emigrar", concluyó López.