COAG critica una nueva entrada de tomate marroquí a la UE por debajo del precio mínimo

ALMERÍA, 7 (EUROPA PRESS)

La organización agraria COAG en Almería criticó hoy una nueva entrada de tomate procedente de Marruecos en la Unión Europea por debajo del precio mínimo acordado de 0,46 céntimos de euro el kilo entre los días 17 y 20 de marzo, periodo en el que entró a 0,41 céntimos el kilo, y los días 1, 2 y 4 de abril con un precio medio de 0,44 céntimos el kilo, según los datos que obtuvo de la CE.

En una nota, COAG Almería consideró que los sistemas de control de las importaciones de tomate de Marruecos a la UE son un "cachondeo", ya que, según afirmó, desde que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, asegurara a principios de marzo que los controles se efectuaban, el país norteafricano "ha vulnerado hasta en siete ocasiones más el precio mínimo de entrada establecido en el acuerdo bilateral de asociación".

COAG Almería cree que la permisividad de la UE con la entrada de producto de países terceros, especialmente de tomate de Marruecos, "raya lo ridículo".

Así, sostiene que los exportadores marroquíes han violado hasta en siete ocasiones el precio mínimo de entrada desde mediados de marzo, "sin que nadie haya comunicado el pago de las tasas arancelarias estipuladas para estos casos".

La organización agraria ve "incuestionable" que pese a las palabras pronunciadas desde la Administración, los controles "siguen brillando por su ausencia" y las fronteras comunitarias son "un coladero" para la entrada de tomate marroquí, por lo que exigió una sanción ejemplar para este país.

Así, COAG acudirá el próximo día 15 de abril al grupo hispano-francés de frutas y hortalizas en el que se analizará la situación actual de las exportaciones marroquíes.

"Si las autoridades comunitarias y los estados miembro que, como España, cuentan con miles de productores de hortalizas afectados siguen permitiendo la entrada ilegal de producto marroquí, se estará poniendo en jaque el futuro de miles de familias y, además, corremos el riesgo de que otros países terceros con acuerdos preferenciales en vigor sigan el ejemplo marroquí, lo que supondría el fin de la producción de hortalizas en Almería", advirtió el secretario provincial de COAG, Andrés Góngora.

La coordinadora agraria espera una respuesta política "clara y contundente" por parte del Ministerio, que en su opinión en ningún momento "ha estado a la altura de una situación que parece superar a la ministra del ramo y que está mermando sensiblemente la competitividad de un sector puntero que genera miles de puestos de trabajo en la provincia".