COAG exige a Serrano que asuma su "responsabilidad" en la decisión "unilateral" de cortar el riego

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

La organización agraria COAG en Sevilla exigió al director general de Dominio Público Hidráulico de la Agencia Andaluza del Agua, Javier Serrano, que asuma su responsabilidad al decidir de forma "unilateral" y "al margen de los regantes afectados" cortar el riego a las zonas del Valle Inferior y del Bajo Guadalquivir para desalinizar el estuario.

En un comunicado, COAG-Sevilla indicó que el caso es "aún más grave", ya que, según los Estatutos de la Agencia Andaluza del Agua, las competencias para autorizar el régimen de llenado y vaciado de los embalses y acuíferos, atendidos los derechos concesionales de los distintos usuarios "no corresponden a la Dirección General de Dominio Público, sino a la de Infraestructuras y Explotación", cuya titular, Mónica González, presentó recientemente su dimisión.

Por tanto, la organización agraria advirtió de que "Javier Serrano no podía tomar esta decisión, salvo que alguien hubiera decidido que asumiera esas competencias".

COAG-Sevilla destacó que esta actuación se ha producido "a la ligera y sin valorar las graves consecuencias en los sectores productivos de las 113.000 hectáreas afectadas". De manera que en estos momentos, hay cultivos como los hortícolas, los frutales, el tomate para industria y los cultivos industriales que dependen de una correcta planificación del riego, de tal forma que la falta de agua puede poner en peligro su desarrollo normal.

Detalló que el cultivo del tomate para industria es "uno de los más perjudicados", ya que se encuentra en período de plantación y necesita un riego de forma inmediata después de su trasplante. En el caso de otros cultivos, el retraso de los riegos, unido a las altas temperaturas que se están registrando esta semana, según indicó, ha podido generar daños, que "se valorarán en los próximos días".

Ante la gravedad de la situación, COAG Sevilla espera que el Director General de Dominio Público Hidráulico asuma su responsabilidad y exige a la Agencia Andaluza del Agua "mayor eficacia y eficiencia a la hora de cumplir con sus funciones y velar por los intereses de todos los regantes para evitar que este tipo de situaciones se vuelvan a repetir".