COAG forma a sus socios sobre peritajes y aboga por contratar seguros ante dificultad para lograr ayudas públicas

ALMERÍA, 7 (EUROPA PRESS)

La toma de conciencia por parte de agricultor de la necesidad de contratar un seguro agrario que garantice que no pierde "en minutos" el trabajo de todo un año y ante las dificultades para conseguir de la administración ayudas directas en caso de catástrofe y su formación ante el peritaje en estos casos en el objetivo de las jornadas nacionales de COAG que se han inaugurado hoy en Almería con la presencia del responsable del ramo en la organización, Pedro García.

En declaraciones a los periodistas, García y el coordinador provincial de COAG, Andrés Góngora, detallaron que, tras una primera parte técnica en la que se ha asesorado a los socios sobre cómo realizar una peritación en caso de siniestro, se han dado a conocer los seguros para cultivos protegidos que ofrece tanto la mutua con la que trabajan desde la organización --Agromutua-- como de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), que defendieron como "mejorable aunque el mejor de ámbito estatal".

Así, desde COAG abogaron por seguir avanzando "mayor velocidad" hacia un seguro agrario integral tras la incorporación en la presente campaña de la virosis o lo que se denomina gastos de salvamento, una figura que incluye la cobertura de la estructura del invernadero, para la que normalmente habría que acudir a un seguro de carácter privado.

El responsable nacional del ramo en la organización, que trasladó a los asistentes a las jornadas su compromiso por "no solo pelear por alcanzar estas mejoras, sino también tramitarlo y estar al lado del agricultor cuando se haga, remarcó que el objetivo es que tanto Enesa como Agromutua se conviertan "en un instrumento útil" contra las adversidades que el agricultor "no puede controlar" con las límitaciones que impone la UE que prohíbe un sistema de ayudas como el que se plantea.

Las jornadas, que se centran en formar al agricultor para el peritaje con jornadas técnicas que se han celebrado en El Ejido, Roquetas de Mar y Níjar para pimiento, tomate y sandía, respectivamente, persiguen que el productor conozca los acuerdos a los que se puede llegar en materia de seguros agrarias ya que, al final, quien decide el importe del dinero a percibir es el perito.