Comunidades autónomas realizarán una campaña conjunta para evitar fraudes en el sector lácteo

Puxeu afirma que las administraciones trabajan para que el sector salga de la crisis, pero rechaza intervención en precios

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y representantes de las comunidades autónomas se reunieron hoy en la mesa de coordinación del control de la calidad alimentaria, donde acordaron desarrollar una campaña conjunta para el control en origen de los aspectos que afectan a la calidad, a posibles fraudes y al etiquetado de la leche de consumo.

El encuentro se enmarca en el compromiso adquirido por las administraciones para intensificar las actuaciones de control en el sector lácteo, a fin de "evitar que los bajos precios de la leche actuales deriven en posibles fraudes que den lugar tanto a competencia desleal entre los operadores como a una merma de los derechos de los consumidores al comercializarse productos que no cumplan con los requisitos de calidad legalmente exigibles".

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, informó de que el Ministerio presentaría hoy mismo a las organizaciones agrarias del sector las conclusiones de la reunión de las comunidades autónomas, que "en este momento de tensión del mercado, hacen hincapié en el control de calidad".

"Hemos estado en una semana complicada, que esperamos que sea de las últimas", apuntó Puxeu, quien subrayó que la crisis de precios que atraviesa el sector lácteo se sufre a escala europea, tanto en las áreas de producción como en la industria.

Así, incidió en que "sólo cabe esperar que a partir de aquí la tendencia sea a mejorar, con los esfuerzos de todos", incluida la Administración. En cualquier caso, remarcó que "no es competencia" de las administraciones fijar los precios de la leche en origen, que deben ser establecidos en función de la oferta y la demanda.

Tras indicar que las políticas de intervención recogidas en la Organización Común de Mercados (OCM) del sector se prolongarán hasta agosto para "dar más fluidez al mercado", el secretario de Estado recalcó que "la demanda de que se intervenga en otros aspectos no es el papel de la Administración".