Cospedal descarta futuros acuerdos con la Junta, salvo en el Estatuto, tras la "tropelía" de la LOTAU

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

La presidenta regional del PP y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, anunció hoy que su partido no podrá llegar a futuros acuerdos con el PSOE, salvo el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, tras culminarse hoy en las Cortes regionales "una de las mayorías tropelías jurídicas y políticas", en referencia a la aprobación de la Ley de Ordenación del Territorio y la Actividad Urbanística (LOTAU).

En declaraciones a los medios, tras aprobarse con los votos de la mayoría socialista la modificación de la Ley de Ordenación del Territorio y la Actividad Urbanística (LOTAU) de Castilla-La Mancha, Cospedal acusó al presidente regional, José María Barreda, y al PSOE de "amparar, impulsar y proteger, y defender la tropelía cometida hoy en la región".

Cospedal, en nombre del PP de Castilla-La Mancha, señaló que "estamos con la ética, con los castellano-manchegos, y con los intereses de la inmensa mayoría de los castellano-manchegos". El PP, señaló, "estamos con Ciudad Real, con los ciudadrealeños, y lo diré alto y claro, con el aeropuerto de Ciudad Real".

En este sentido, dejó claro que el PP "no está para defender intereses particulares de unos pocos, que es lo que hemos visto hoy también". "Ni los chantajes, ni las manipulaciones, ni las amenazas han conseguido ni van a conseguir que el PP vaya a modificar su compromiso con la ética, la honradez, y los castellano-manchegos", espetó.

Según indicó, "los chantajes, ni las amenzas, ni las manipulaciones, han conseguido, ni van a conseguir que votemos para cambiar proyectos legislativos, o para modificar leyes, con el único fin de perjudicar a muchos para beneficiar a unos pocos". Asimismo, Cospedal afirmó que en la región ya "hemos vivido seseñas, y financiación de hípicas particulares, pero hoy es la primera vez que se hace una ley para beneficiar a unos pocos".

Para Cospedal, "hoy es un hito histórico en la vida política de José María Barreda, que parece que se olvida de 177.000 parados, de las familias de la región, de los agricultores y ganaderos de la región, pero no se olvida de los intereses de algunos". En definitiva, sostuvo, "mi partido no puede llegar a ningún tipo de acuerdo en el futuro".

En este sentido, la presidenta de los 'populares' insistió en que "nosotros no vamos a ir a ningún acuerdo, ni a la vuelta de la esquina, con un gobierno que ha hecho lo que ha hecho esta mañana, y con un presidente sobre el que pesa una sombra de sospecha", y tampoco, señaló, "no vamos a ir a ningún acuerdo con aquellos que son cobardes ante las amenazas del poder del dinero y los poderosos de la región".