Demandan penalmente a agricultores por poner en riesgo la seguridad de Cristina Fernández

  • Buenos Aires, 8 may (EFE).- El Gobierno argentino inició acciones penales contra un grupo de agricultores al que acusa de poner en riesgo la seguridad de la jefa del Estado, Cristina Fernández, a quien recibieron con protestas a su llegada a una base aérea militar, informaron hoy fuentes oficiales.

Demandan penalmente a agricultores por poner en riesgo la seguridad de Cristina Fernández

Demandan penalmente a agricultores por poner en riesgo la seguridad de Cristina Fernández

Buenos Aires, 8 may (EFE).- El Gobierno argentino inició acciones penales contra un grupo de agricultores al que acusa de poner en riesgo la seguridad de la jefa del Estado, Cristina Fernández, a quien recibieron con protestas a su llegada a una base aérea militar, informaron hoy fuentes oficiales.

"La acción legal está dirigida a enfrentar los actos de quienes perturbaron la seguridad de la Presidenta de la Nación, del conjunto de las personas que se encontraban en la estación aérea y de los funcionarios nacionales y provinciales allí reunidos", indicó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El incidente ocurrió en la tarde del jueves, cuando Fernández se vio sorprendida por las protestas de un piquete de agricultores que ingresó a la base de la Fuerza Aérea en la ciudad de Paraná, adonde la mandataria había viajado para encabezar unos actos públicos.

La ministra de Defensa, Nilda Garré, dispuso el cese inmediato del comodoro Juan Eduardo Tozzo, jefe de la II Brigada Aérea con sede en Paraná, a unos 550 kilómetros al nordeste de Buenos Aires.

A Tozzo se le responsabiliza por las fallas de seguridad que permitieron que un piquete de la Federación Agraria irrumpiera en la pista de la base aérea y llegara hasta el avión presidencial para entregarle a Fernández una carta con las reclamaciones del campo.

Las cuatro asociaciones de agricultores y ganaderos del país, que reúnen a unos 290.000 productores, exigen que se eliminen o reduzcan los impuestos a la exportación de granos y rechazan la política oficial para el sector, motivo de un conflicto que estalló en marzo de 2008.

La mandataria había viajado a Paraná para inaugurar dos plantas fabriles, participar del lanzamiento de envases elaborados con material renovable y visitar una fábrica de aviones de estilo antiguo, pero a raíz del incidente con los agricultores suspendió parte de esas actividades.