Economía/Consumo.- COAG, UCE y Ceaccu acusan al Gobierno de "desvirtuar" sus propios datos sobre precios de alimentos

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y las asociaciones de consumidores UCE y Ceaccu acusaron hoy al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de "contradecir" sus propios datos en el último informe sobre la formación de los precios en la cadena agroalimentaria y de "defender los abusos" de los grandes grupos de distribución. En un comunicado conjunto, estas organizaciones afirmaron que el Ministerio "desvirtúa" los datos contenidos en el informe sobre la formación de los precios en los cítricos, la leche y la carne de ovino, analizado en el último pleno del Observatorio de Precios. En opinión del sindicato agrario, el estudio presentado contradice los datos oficiales publicados en la web del Ministerio sobre los precios medios al consumidor de la leche y las clementinas. En la última reunión del Observatorio, COAG planteó alegaciones con el respaldo de UCE y Ceaccu para dotar al estudio del "máximo rigor y transparencia", pero lamentó que no fueron tenidas en cuenta por la administración. En el caso de los cítricos, criticó que se omiten los costes de producción del sector agrario, mientras que sí se exponen los del resto de los agentes de la cadena. Además, afirmó que se toma como referencia la campaña citrícola pasada, en la que los precios y el volumen fueron "atípicos", al tiempo que "no se especifica la variedad y calibre de los cítricos tomados como base". En cuanto al estudio del sector lácteo, defendió que deberían contemplarse los efectos de las importaciones sobre la formación de los precios, puesto que representan un tercio de la leche comercializada en destino. COAG consideró, de otro lado, que los costes que se recoge en el estudio del sector ovino "no son representativos de la realidad del sector", y volvió a incidir en la necesidad de contemplar los efectos de las importaciones. "Como representantes de los dos eslabones más débiles de la cadena, agricultores y consumidores, aplaudimos cualquier iniciativa que contribuya a mejorar la transparencia, señalar los abusos y corregir los desequilibrios existentes en la formación de los precios de los alimentos", apuntaron las tres organizaciones. Sin embargo, dijeron no entender "por qué en vez de trabajar por unos precios justos para los agricultores y unos precios asequibles para los consumidores, el Ministerio se empeña en defender los abusos de la gran distribución, maquillando con informes sesgados la elocuente realidad: diferenciales entre el campo y la mesa por encima del 400%, que en el caso de los cítricos se elevan por encima del 1.000% en el último trimestre".