El Congreso pide a Espinosa celeridad en la creación del comité hispano-marroquí sobre el tomate

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Grupo Parlamentario Socialista y el Grupo Popular pactaron hoy en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados una proposición no de Ley para reclamar al Gobierno central que formalice "lo antes posible" la creación del comité hispano marroquí en defensa del tomate.

La iniciativa, aprobada por unanimidad, pretende que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino impulse la creación de este comité hortofrutícola en el que, según lo acordado hoy en la Cámara baja, estarían presentes las Administraciones públicas y los sectores productores y exportadores de ambos países.

Esta proposición no de Ley fue propuesta por el Grupo Parlamentario Socialista para que se potencie la defensa de los intereses del sector productor de tomate español y demanda que la Comisión Europea refuerce los controles aduaneros de los puntos de entrada de tomate marroquí y que facilite a las Comunidades Autónomas el acceso a los datos de volúmenes de importación y de precios registrados en sus aduanas.

La misma también pide al departamento que dirige Elena Espinosa que se estudie el potencial productivo marroquí y la necesidad de diversificación y cooperación entre ambos países así como que se exija el cumplimiento de los relativo a las condiciones fitosanitarias en los productos importados.

No obstante, el PP también logró a través de una enmienda que la iniciativa incluya la referencia a la constitución del comité hispano marroquí, porque, según explicó el diputado 'popular' José Ignacio Llorens, trabajar con el país de origen "es la mejor manera para que se cumplan los acuerdos vigentes y los que están por venir".

Llorens apostó así por la conveniencia de que el Gobierno central, independientemente de que pueda no corresponder a Medio Ambiente sino al Ministerio de Asuntos Exteriores su creación, constituya este comité, similar al que en su día España creó con Francia y que actualmente rige las relaciones comerciales entre ambos países.

El impulso de este comité fue acordado por las comunidades con una mayor producción de tomate --Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias-- y el Ministerio, el pasado mes de marzo y la propia Espinosa avanzó a principios del mes de mayo que Marruecos ha accedido a iniciar los contactos bilaterales previos para su creación.

Según anunció Espinosa, la disponibilidad del reino alauita se plasma por el momento, y a la espera de concretar fecha para contactos políticos, en el "compromiso para trabajar a nivel técnico".

Durante su intervención en la comisión, el diputado socialista Juan Callejón recordó la relevancia del sector productor de tomate para el empleo y la economía de las cuatro Comunidades Autónomas --firmantes del manifiesto en defensa del mismo y con el que manifestaron ante el Gobierno central y la Unión Europea su rechazo a que se ponga en marcha un tratado con terceros países que perjudique los acuerdos entre la UE y España--.