El Departamento de Agricultura y Alimentación invierte 4,3 millones de euros en caminos rurales del Maestrazgo

TERUEL, 11 (EUROPA PRESS)

El Departamento de Agricultura y Alimentación invierte 4,3 millones de euros en los caminos rurales de la Comarca turolense del Maestrazgo para intentar paliar el declive demográfico que se produjo en los 16 municipios de esta comarca en el siglo XX y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

Entre las obras de acondicionamiento de caminos rurales se incluye la mejora y asfaltado de los caminos de Cantavieja a Tronchón y el de Cantavieja a La Cuba con enlace a Mirambel. Para ir desde Tronchón y La Cuba hasta Cantavieja, capital de la comarca, a pesar de que sus términos municipales son colindantes, era necesario abandonar el territorio de nuestra comunidad autónoma y acceder a través de la provincia de Castellón, con unas distancias de 29 y 23 kilómetros, respectivamente.

El camino de Cantavieja a Tronchón, finalizado en 2007, con una longitud de 18,5 kilómetros, ha permitido acortar el viaje entre ambos municipios en 9 kilómetros, pasando de 29 a 20 kilómetros. También ha mejorado la comunicación directa con 17 masías. Para la realización de esta obra, la inversión del Gobierno de Aragón ha sido de 1,7 millones de euros. En estos momentos se está ejecutando la segunda fase del proyecto, el enlace entre la ermita de San Cristóbal y el puerto del Cuarto Pelado. Con una longitud de 6,6 kilómteros y un presupuesto de 769.417 euros, esta obra permitirá reducir el viaje entre Tronchón y Teruel en 13 kilómetros, además de dar servicio a 8 masías.

El camino entre Cantavieja y La Cuba, con enlace a Mirambel, fue finalizado en 2008, con una inversión de 1,79 millones de euros. Tiene una longitud de 16,7 kilómetros y gracias a él se reduce el viaje a La Cuba en 8 kilómetros, de los 23 kilómetros anteriores a los 15 actuales. Esta obra ha permitido mejorar la comunicación con 15 masías.

Estos caminos no sólo facilitan y agilizan la comunicación de los municipios de la zona, sino que permiten el acceso en condiciones de seguridad a varias masías, algunas de ellas permanentemente habitadas. Según un estudio reciente, en la comarca del Maestrazgo hay un total de 672 masías, 67 de las cuales se encuentran habitadas. Además, su puesta en funcionamiento permite el acceso a muchas explotaciones ganaderas, soporte fundamental de la economía de la comarca.

Al margen del sector agropecuario, cualquier mejora de comunicaciones tiene una incidencia directa en el sector turístico, sobre todo el relacionado con el medio ambiente y rural. Además, las masías constituyen un patrimonio histórico, que da testimonio de un modo de vida y de aprovechamiento del territorio, protagonizado por el esfuerzo de sus gentes a lo largo de generaciones, gracias al cual ese espacio ha llegado a nuestros días con la riqueza medioambiental que hoy presenta.