El Estado y las CCAA productoras de tomate impulsarán diálogo con Marruecos para analizar los intercambios comerciales

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y las comunidades productoras del 90 por ciento del tomate español, Andalucía, Murcia, Canarias y Valencia, han acordado impulsar un Comité hispano-marroquí para analizar los intercambios comerciales de este producto, y además reclamarán a la Unión Europea el cumplimiento de los términos actuales del vigente Acuerdo de Asociación con el país vecino, según informó el Gobierno de Canarias en nota de prensa.

Esta decisión, de la que ha informado hoy al Pleno del Parlamento de Canarias la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno Autonómico, Pilar Merino, se adoptó el pasado lunes, 16 de marzo, tras hacer entrega al Ministerio, junto a sus homólogos del resto de las autonomías citadas, del documento de defensa del sector productor y exportador de tomate de España.

La titular del área, Elena Espinosa, se comprometió a impulsar acciones para la defensa del sector, así como a fijar un calendario de reuniones de trabajo con el Gobierno de Marruecos para analizar la situación del mercado, en la línea de lo expresado en un documento que solicita que no haya nuevas concesiones respecto al tomate en el actual Acuerdo de Asociación de la UE con Marruecos.

Los titulares de Agricultura de las cuatro comunidades autónomas productoras de tomate, que suscribieron el pacto el pasado 1 de marzo en Almería, recordaron que estos encuentros se generan con frecuencia semestral entre España y Francia, y permiten intercambiar impresiones, por lo que se considera oportuno formalizar un comité de trabajo hispano - marroquí que permita trabajar en la misma línea como medio para resolver conflictos.

Asimismo, el Ministerio informó de su intención de poner en marcha un Plan de Modernización para el sector del tomate que permita mejorar su posición en el mercado interior, y controlar costes y productividad, además de permitir a las Autonomías productoras de tomate modificar sus Programas de Desarrollo Rural para incentivar la modernización de explotaciones ligada a energías alternativas y que permitan mayor eficiencia y mejoras en la productividad.

Por tanto, las comunidades autónomas productoras de tomate de España apostaron, como el resto de productores de la Unión Europea, por que la Comisión Europea aplique el Acuerdo de Asociación con Marruecos en su totalidad, con máximo respeto a los precios de referencia, puesto que una irrupción masiva en el mercado repercute en una bajada de precios.

TOMATE EN CANARIAS

El del tomate es un sector estratégico y de vital importancia para el archipiélago, que ha pasado de representar más del 50 por ciento de las exportaciones de toda España a principios de los años noventa, a significar actualmente el 30 por ciento. Según remarcó la consejera de Agricultura, Pilar Merino, "nadie como Canarias ha experimentado los efectos derivados de eventuales incumplimientos de este acuerdo con Marruecos en los últimos años".

El Gobierno de Canarias entiende, en la línea de lo expuesto por la consejera, que la forma correcta de actuar pasa por analizar la situación con Marruecos y ver de qué manera se puede articular un trabajo en equipo que, por la vía del diálogo, obtenga un resultado positivo para ambos estados.

Merino valoró que el Ministerio asuma la defensa de los intereses de los productores isleños y se preocupe por la modernización de las infraestructuras. "El Gobierno de Canarias ya ha presentado, en esta línea, una Estrategia para nuestro tomate de exportación que cuenta con el apoyo unánime del Parlamento Autonómico y pone énfasis en la modernización de nuestras explotaciones como medio para garantizar la rentabilidad de las mismas", declaró.

"Ya Bruselas ha examinado y aprobado nuestra propuesta de reforma del POSEI, que supondría una inyección de 46,5 millones de euros para los diferentes subsectores, pero que incidirá muy especialmente en el tomate, con un incremento de 28,4 millones", recordó la consejera.

Hasta ahora existía una única medida destinada a apoyar al sector del tomate, dotada con 9 millones de euros para la comercialización exterior. Esta ayuda se ha redimensionado, reduciendo su ficha a 5,4 millones a la vez que se ha previsto una nueva ayuda a los productores dotada con 32 millones de euros lo que significa un total de 37,4 millones destinados a este producto.