El porcentaje de mujeres beneficiarias de ayudas a la mejora de explotaciones alcanzó el 34,15% en 2000-2005

SANTANDER, 22 (EUROPA PRESS) En el periodo 2000-2005, las mujeres cántabras beneficiarias de las ayudas a la mejora de las explotaciones agrarias y ganaderas representaron el 34,15% de las personas físicas que se acogieron a dichas ayudas en la comunidad autónoma, muy por encima de la media nacional (18,7%), y el tercer porcentaje más alto tras Asturias (34,39%) y Galicia (36,97%). Según un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, al que tuvo acceso Europa Press, en dicho periodo 279 mujeres de la comunidad autónoma fueron beneficiarias de las ayudas a la mejora de explotaciones, lo que supone el 3,06% de las 9.111 beneficiarias a nivel nacional. El informe pone de manifiesto que la participación femenina en el colectivo de personas que han recibido ayudas para planes de mejora, varía de unas a otras CCAA. Así, el mayor grado de feminización del colectivo se registra en Galicia, Asturias y Cantabria, donde más de un tercio del conjunto de beneficiarios son mujeres. Canarias y Andalucía registran también una participación significativa de mujeres en el colectivo -24,5% y 23,6% respectivamente- mientras en Castilla y León y en La Rioja, menos del 8 por ciento de dicho colectivo son mujeres. En el total nacional, en las tres comunidades de la Cornisa Cantábrica (Galicia, Asturias y Cantabria) se ubican casi el 43% de las mujeres con ayudas a planes de mejora de explotación, mientras las dos Castillas juntas no alcanzan el 10%. El importe medio de la ayuda percibida por los planes de mejora de la explotación agraria, en el periodo 2000 - 2005, es un poco mas baja en las mujeres que los hombres, 19.400 frente a 19.700 euros por persona. En ambos sexos, la ayuda ha ido creciendo a lo largo del periodo aunque en las mujeres el aumento ha sido mucho mayor que en los hombres, 196% frente al 146%. En general, el estudio apunta que la horticultura y la ganadería de leche y carne son las orientaciones productivas que predominan en las explotaciones de las mujeres beneficiarias de las ayudas a la mejora.