Más del 50 por ciento de las empresas creadas en Castilla y León son de mujeres rurales


LEÓN|
Más del 50 por ciento de las empresas creadas en Castilla y León son de mujeres rurales

Más del 50 por ciento de las empresas creadas en Castilla y León son de mujeres rurales LEÓN | EUROPA PRESS

La Asociación de Mujeres Leonesas del Medio Rural (Amulemer) y la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Castilla y León, Fademur, han celebrado hoy en León una jornada sobre 'Titularidad compartida de explotaciones agrarias', en la que la directora general de la Mujer de la Junta, Esperanza Vázquez, ha afirmado que "el 54 por ciento de las empresas que se han creado en Castilla y León son de mujeres rurales".

Además, Esperanza Vázquez ha señalado que esta comunidad es la que posee "mayor número de titularidades compartidas en explotaciones agrarias" 91 de 201 existentes en España, según datos del pasado mes de septiembre, lo que para la directora confirma que éste se trata de "un buen modelo" porque "las mujeres están asumiendo importancia en el mundo rural", cuando siempre habían estado "a la sombra".

A pesar de ello, Vázquez ha reconocido que la Ley sobre titularidad compartida aún no es muy conocida, razón por la que ha asegurado que la Junta trabajará en ello para "informar y motivar" a las mujeres para que vean las ventajas de un modelo que "propicia la igualdad de géneros en el ámbito rural y una mayor independencia económica de las mujeres", que obtendrán "prioridad frente a los hombres" a la hora de pedir ayudas.

Según los datos aportados con la Directora General de la Mujer, el 40 por ciento de las mujeres de Castilla y León residen en municipios con menos de 20.000 habitantes, razón por la que se ha mostrado convencida de que, además, la titularidad compartida será "un pilar fundamental" que ayudará al asentamiento de población, el relevo generacional y la modernización agrícola.

Una titularidad que, como se ha querido explicar a las mujeres rurales en la jornada celebrada este miércoles en el Hotel Conde Luna, supone una alternativa que pueden adoptar las mujeres en pareja para gestionar, bajo cogestión, las explotaciones agrarias conjuntas.

Dicha titularidad compartida ofrecerá, según Fademur, "visibilización y profesionalidad del trabajo de las mujeres en la actividad agraria", el reparto de beneficios y responsabilidades dentro de la pareja, "mayor claridad a la hora de la transmisión de la explotación, nulidad o disolución de la pareja", así como tener también derecho a pensión contributiva en el momento de la jubilación, ya que implica haber estado de alta en la Seguridad Social.