Espinosa avanza contactos con Marruecos para fijar un modelo similar en tomate al que opera con Francia

NÍJAR (ALMERÍA), 4 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, avanzó hoy que el Reino de Marruecos ha accedido a iniciar los contactos bilaterales previos para la creación del Comité hispano-marroquí que pretende dar respuesta a las demandas del sector productor de tomate ante la renegociación del Acuerdo de Asociación entre UE y el país alaüí a través de un entente "similar" al que, actualmente, rige las relaciones comerciales entre España y Francia.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las obras de modernización de regadíos en la Comarca de Níjar (Almería), zona referente del cultivo intensivo de tomate, Espinosa detalló que la disponibilidad del Reino de Marruecos a la propuesta acordada entre Gobierno central y las comunidades autónomas de Andalucía, Murcia, Canarias y Valencia se plasma por el momento y a la espera de concretar fecha para contactos políticos, en el "compromiso para trabajar a nivel técnico".

La titular del ramo, que confirmó que las conversaciones para renegociar el polémico Acuerdo de Asociación UE-Marruecos continúan paralizadas en el seno de la Comisión Europea, abogó por "tratar de buscar" a través de este comité "un entendimiento bilateral" que permita establecer entre ambas orillas "un modelo similar al que tenemos con Francia", cuyos buenos resultados defendió ya que ha conseguido dejar atrás --ahondó- la "imagen de hace tan sólo unos años con camiones volcados en la frontera".

Tras resaltar que "a día de hoy España tiene una balanza comercial positiva con Francia en agroalimentación", Espinosa recalcó, no obstante, que el Gobierno español mantendrá la postura trasladada a la UE, que pasa por la "mejora de los sistemas de precios" que fija el Acuerdo de Asociación en vigor, aunque valoró la "tranquilidad" que el paro técnico de las conversaciones con Bruselas (Bélgica) da para trabajar "con Marruecos en aras de lograr la estabilidad para el sector del tomate".

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y las comunidades productoras del 90 por ciento del tomate español --Andalucía, Murcia, Canarias y Valencia-- acordaron impulsar un Comité hispano-marroquí para analizar los intercambios comerciales de este producto además de consensuar un documento de defensa de la producción y exportación de tomate de España.

Los titulares del ramo de las cuatro comunidades autónomas productoras de tomate, que suscribieron el pacto el 2 de marzo en la capital almeriense, apostaron entonces por esa fórmula que ha derivado en encuentros con frecuencia semestral entre España y Francia para intercambiar impresiones.

El documento suscrito instaba a la UE a no realizar "ulteriores concesiones" con respecto al actual acuerdo y a no permitir en "ningún caso" que los contingentes se distribuyan por trimestres en lugar de por meses y por la "potenciación y coordinación" de los controles aduaneros en los puntos de entrada.

En el punto tercero, las cuatro comunidades autónomas abogaban por adecuar y unificar el método para fijar el precio de entrada con único modo de garantizar "la transparencia" en las transacciones al tiempo que advertían de la necesidad de intensificar los controles fitosanitarios y los relativos a la seguridad alimentaria en las exportaciones de los terceros países.

Con respecto a esto último, apelaban al principio de "reciprocidad" recogido en el punto sexto de la declaración para paliar una pérdida de competitividad de los productores "irreversible", a juicio de los titulares de agricultura de las regiones de Andalucía, Murcia, Valencia y Canarias, quienes reivindicaban asimismo que no se permita la entrada de frutas y verduras en cuyo proceso productivo se empleen materias activas cuyo uso esté prohibido en el mercado interior de la UE.

España es el primer país productor y exportador de tomate fresco dentro de la UE con una producción de 2.374.000 toneladas anuales y una exportación que llevó al sector transportar más de 800.000 toneladas de este producto en 2007 y 884.000 toneladas entre enero y noviembre de 2008.