Evo Morales entrega a los indígenas 477 hectáreas de tierras expropiadas al ex presidente Sánchez de Lozana

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, entregó ayer 283 títulos ejecutoriales individuales y colectivos que afectan a 477 hectáreas de tierras cultivables a las comunidades afrobolivianas en las poblaciones de Chijchipa Yariza, Yariza y San Joaquín de la provincia Nor Yungas, en el sudeste de La Paz, según informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

"Misión cumplida con el pueblo afro boliviano, con este pueblo que tanto ha sufrido y soportado humillaciones y explotación por muchos años. Estamos seguros de que estas tierras ahora serán altamente productivas con el esfuerzo de ustedes y pronto vamos a expropiar otras tierras, aquellas que no estén cumpliendo una función productiva", anunció el presidente en un acto que congregó a alrededor de 5.000 lugareños.

Las tierras fueron expropiadas al ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-97 y 2002-03), después de que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) constatara que no cumplían la Función Económica Social, prescrita en la Constitución y, por lo tanto, podían ser objeto de expropiación.

"Ahora esperamos tener, próximamente, en la Asamblea Plurinacional (que será electa en los comicios generales de diciembre que viene) un representante neto del pueblo afroboliviano porque, gracias a la nueva ley electoral, esto será posible", dijo el gobernante.

El Mandatario recordó que "la derecha se opuso tenazmente para que las distintas etnias estén representada en la Asamblea Plurinacional, como los afro bolivianos, chipayas, mojeños o yuracarés, porque los parlamentarios de la oposición exigían para que haya una representación parlamentaria poblaciones mayores a 60.000 personas".

La Ley Electoral Transitoria aprobada en el Senado, de mayoría opositora, en abril pasado y que normará las elecciones pautadas para el 6 de diciembre, reserva siete escaños para minorías étnicas.