Ex empleados de la FUA muestran su "desesperanza" ante la desestimación de la mitad de las demandas

ANDÚJAR (JAÉN), 9 (EUROPA PRESS)

Los ex trabajadores de la Fábrica de Uranio de Andújar (FUA) han mostrado su "desesperanza" después de que los jueces hayan desestimado aproximadamente la mitad de las demandas --todas de las que se conoce la sentencia-- al considerar que las enfermedades que padecen son comunes y no profesionales, tal y como los afectados piden que se reconozca.

En declaraciones a Europa Press, el abogado que defiende a los ex empleados de la FUA destacó que "se sienten desilusionados" ante la "barbaridad" que supone que ninguno de los pronunciamientos judiciales que existe hasta el momento les dé la razón. "Esa es la desesperanza que tienen, especialmente los que aún no han tenido el juicio, puesto que están viendo que todas las sentencias son iguales y se vienen abajo", aseguró.

Explicó que tras las últimas sentencias, son ya unas 20 las que tienen resolución desfavorable para los ex trabajadores. El abogado recordó que forman parte de los 43 juicios que se celebran en los Juzgados de lo Social de Jaén en el marco de un proceso cuyo fin está previsto el próximo mes de junio y añadió que en todos los casos están siendo recurridas ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Este procedimiento es, prácticamente, la última carta que les queda, una vez que el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) rechazaran que las enfermedades que padecen se debieran a la exposición al uranio.

Ante estos informes, la Junta de Andalucía declaró en el pasado mes de junio que están haciendo las gestiones oportunas para evitar el rechazo de la declaración de enfermedad profesional a este colectivo y que, a tal efecto, estaban buscando "alguna otra fórmula" aunque ya entonces reconoció la complejidad de esta tarea.

Por ello, los afectados decidieron presentar las citadas demandas de forma individual, ya que no son casos acumulables y así, además, se podrá dar una atención y una respuesta específica a cada una de estas personas. En todos los casos, según precisó, los ex trabajadores sufrían afecciones en diversos órganos vitales, como riñón, hígado y páncreas, que "según el juez no tienen nada que ver con que estuviesen años manipulando el uranio sin protección", destacó el abogado, que recordó que los argumentos esgrimidos son "siempre los mismos, calcados, independientemente del juzgado que dicte la sentencia".

La FUA estuvo operativa entre los años 1959 y 1981 y durante su proceso productivo unos 126 trabajadores junto a sus familias se vieron afectados por la exposición a radiaciones ionizantes provocadas por la extracción de uranio. Según los últimos datos conocidos, 55 trabajadores han fallecido a causa del cáncer, degeneraciones ósea o problemas pulmonares y de riñón.