IR de Castilla-La Mancha aboga por la corrección de los criterios para determinar las zonas desfavorecidas

TOLEDO, 8 (EUROPA PRESS)

La Coordinadora de Agricultores y Ganaderos-Iniciativa Rural (COAG-IR) de Castilla-La Mancha consideró hoy que hay que modificar los criterios propuestos por la Comisión Europea para definir las zonas desfavorecidas mediante la inclusión de parámetros de corrección que permitan solventar los desajustes que se han apreciado antes de su aprobación definitiva y entrada en vigor.

El documento, que será aprobado por este organismo el próximo 21 de abril y cuya comunicación será trasladada al Consejo de Ministros de la UE antes de finales de mes con el fin de que pueda entrar en vigor en 2010, se basa exclusivamente en aspectos biofísicos (suelo, meteorología, relieve) y no contempla los de carácter socioeconómico, informó la organización agraria en nota de prensa.

Esta modificación, a juicio del secretario regional en funciones de COAG-IR, Alfonso Marín, tendrá efectos "perversos" para Castilla-La Mancha al dejar fuera a 125 municipios que formaban parte de la red e incluir a otros 70 en el nuevo listado.

De los pueblos excluidos, 21 pertenecen fundamentalmente a las comarcas conquenses de "La Alcarria" y "Mancha Alta", 48 a la zona "Mancha" de Toledo y 56 a "La Campiña" de Guadalajara, según explicó Marín, que agregó que de los algo más de 820 municipios de la región calificados como "zona desfavorecida", sólo se revisarán unos 500, ya que el resto están localizados en zonas de montaña para las que no se contempla ninguna modificación.

El responsable regional de COAG-IR cuestiona la exclusión de la red de zonas desfavorecidas de pueblos en los que se ha constatado el aumento del abandono de tierras agrícolas y un descenso de la población", máxime cuando el objetivo fundamental de la política de ayudas de la UE es el mantenimiento de la actividad agraria y de la población en estas zonas.

Además, Marín destacó la importancia de las indemnizaciones compensatorias de zonas desfavorecidas que perciben los agricultores a título principal de la región y que en 2008 ascendieron a 19,5 millones de euros que se repartieron entre 11.000 beneficiarios.

Asimismo incidió en las ayudas de desarrollo rural implícitas a la catalogación de zonas desfavorecidas como las relacionadas con la incorporación de jóvenes y planes de mejora en las explotaciones, y ha demandado la equiparación progresiva de la indemnización compensatoria que perciben los Estados Miembros, ya que en España la medía asciende a 16 euros por hectárea frente a los 215 que percibe Bélgica.

COAG-IR confía que este tema, que hasta el momento sólo ha podido ser abordado de forma superficial en la reunión mantenida recientemente con la Dirección General de Mejora de Explotaciones Agrarias, pueda ser analizado detenidamente junto a otras cuestiones de interés para el sector agroganadero en un próximo encuentro de trabajo entre la organización y el Consejero de Agricultura y Desarrollo Rural.