La Diputación recupera variedades de hortalizas autóctonas en peligro de extinción

GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)

La Diputación de Granada ha plantado en la finca experimental que posee en Fuente Vaqueros (Granada) diversas variedades de hortalizas autóctonas que se encuentran en peligro de extinción, como el huevo de toro o el tomate de pera granadino, para recuperarlas y revalorizar la agricultura ecológica.

Se trata de variedades de tomates, cebollas o pimientos autóctonos cuya característica común es el elevado peso que pueden alcanzar: más de un kilogramo en el caso de los tomates y de un kilogramo en las cebollas, informó hoy en una nota la Diputación de Granada.

La institución provincial colabora en este proyecto con la Asociación Hortofrutícola de las Vegas de Andalucía (Hortoan), a cuyos socios se ha hecho entrega de las primeras plantas del semillero para llevar a cabo la recuperación de semillas autóctonas.

La diputada de Asistencia a Municipios, Francisca González Lujan, explicó que "se trata una nueva actividad en la vega de Granada encaminada a la puesta en valor de actividades agrícolas", para lo que se establecerán una serie de parcelas con un manejo ecológico en los que se podrán iniciarse los agricultores de la zona en colaboración con el Consorcio de Agricultura Ecológica.

Lujan ha realizado la plantación de las primeras plantas recuperadas de tomate huevo de toro, tomate de pera granadino, tomate rojo Alhambra y cebolla matancera, variedades autóctonas de hortalizas cuya característica común es el elevado peso que pueden alcanzar sus productos. Esta experiencia se ampliará a otro tipo de hortalizas como el pimiento.

Hortoan es la Asociación Hortofrutícola de las Vegas de Andalucía, cuya filosofía es la recuperación de semillas autóctonas en peligro de extinción. Comenzó su andadura hace tres años con cinco socios y en la actualidad son más de cien repartidos por toda la provincia de Granada y otras andaluzas.

Entre las actividades llevadas a cabo por Hortoan cabe destacar la celebración el pasado año de una muestra en El Chaparral, en Albolote (Granada), donde se expusieron los frutos procedentes de sus semillas autóctonas y a la que asistieron unas 2.000 personas.