La Generalitat aprueba una moratoria de dos años para los préstamos de los agricultores tras las heladas

VALENCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente y portavoz del Consell, Vicente Rambla, informó hoy la aprobación de un convenio de colaboración con diferentes entidades financieras para articular una moratoria de dos años en la devolución del capital pendiente de los préstamos de mediación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) suscritos por los agricultores de la Comunitat para paliar los daños ocasionados por las heladas y el pedrisco ocurridos en los meses de enero, febrero y marzo de 2005. El Consell se hará cargo del coste de esta moratoria.

Rambla, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, explicó que esta medida supone un esfuerzo económico del Gobierno Valenciano de más de 8,4 millones de euros y beneficiará a cerca de 6.600 agricultores de nuestra Comunitat, que durante dos años "no tendrán que hacer frente al pago de las cuotas correspondientes a estos préstamos".

Al respecto, recordó que en el año 2005 una serie de adversidades meteorológicas afectaron a numerosos cultivos agrícolas en la Comunitat Valenciana, ocasionando importantes pérdidas en explotaciones agrarias orientadas a la producción de hortalizas y frutales.

De esta manera, apuntó que la decisión del Consell "responde a su compromiso de articular medidas que, en un contexto económico como el actual, supongan un apoyo al sector y permitan a los productores contar con recursos para mantener sus inversiones".

Por el contrario, criticó que el Gobierno central, a través del ICO "no ha querido participar en este proceso", lo que "demuestra el poco interés del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, por los agricultores valencianos".

Por otro lado, Rambla indicó que se trata de una apuesta económica que permite "mantener vivo un capital de 63 millones de euros en el sector agrario de la Comunitat", lo que en la práctica es una inyección económica que permite "afrontar inversiones en momentos muy difíciles como los actuales, ya que durante estos dos años los agricultores no tendrán que hacer frente a los pagos de estos préstamos".

El portavoz del Consell explicó que la moratoria se articula mediante nuevos préstamos cuyo coste financiero será asumido "íntegramente" por la Generalitat, y con dos años de carencia en la amortización del capital.

El objetivo es el aplazamiento temporal en la obligación de pago del importe de las cuotas de amortización de capital correspondiente al año 2009 y 2010 de las operaciones vivas, suscritas con las entidades financieras al amparo del convenio firmado el 24 de agosto de 2005 entre la Conselleria y las entidades financieras para la instrumentación de préstamos subvencionados.

La moratoria ha sido posible gracias al acuerdo alcanzado entre los bancos y cajas de ahorros y la Conselleria de Agricultura, que se plasmará en un convenio, y corresponde a una decisión política de la Generalitat de apoyar al sector, apostilló.