La Junta anima a los agricultores de Toledo a acudir a las oficinas agrarias para solicitar las ayudas al campo del 2009

Asegura que el campo tiene futuro y que los jóvenes deben hacer una pequeña reflexión e intentar quedarse TOLEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El delegado provincial de Agricultura y Desarrollo Rural en la provincia de Toledo, Gustavo Martín, recomendó hoy a los agricultores de Toledo que presenten las solicitudes de ayudas al campo para 2009, principalmente, en las oficinas comarcales agrarias de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural que existen en los distintos pueblos de la provincia, donde los técnicos que allí trabajan podrán explicar con detalle la orden y ayudar a los solicitantes.

Asimismo, Martín, junto al delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora, destacó que el compromiso del Gobierno regional con el desarrollo de la agricultura de la provincia "es firme", así como la orden de ayudas al campo para 2009 que acaba de publicarse en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), informó la Junta en nota de prensa.

Fernando Mora y Gustavo Martín explicaron los detalles de esta convocatoria de ayudas a la modernización de explotaciones agrarias, la instalación de jóvenes agricultores y la mejora de regadíos, cuyo plazo de solicitudes se abrió el pasado 13 de mayo y permanecerá abierto hasta el próximo 15 de junio.

"Se trata de una orden importante porque concita una aportación de recursos nada desdeñable, 41 millones de euros para toda Castilla-La Mancha, y tiene por objeto centrarnos en el desarrollo rural de nuestra región implicándonos, fundamentalmente, en la modernización de las explotaciones agrarias, en la primera instalación de jóvenes agricultores y en las ayudas a actuaciones en materia de regadíos", señaló Mora.

Por su parte, Martín destacó en la importancia de esta línea de apoyo al campo porque "incide directamente en la mejora de la estructura agraria, en la modernización del sistema de producción, incrementa la productividad y la competitividad de las explotaciones, mejora la calidad de vida y, sobre todo, fija la población en el mundo rural".

A juicio del delegado de Agricultura y Desarrollo Rural, "son las ayudas que más inciden sobre las estructuras y explotaciones agrarias, porque el dinero se invierte directamente en el campo".

Una de las novedades que Gustavo Martín resaltó de la orden de este año, con respecto a la del año anterior, es que el procedimiento de concesión de la ayuda es la concurrencia competitiva que supondrá que hasta que no se hayan estudiado todos los expedientes presentados no se procederá a la resolución de los mismos, algo que no ocurría en la tramitación de los expedientes en 2008.

El delegado de la Junta resaltó que la aplicación de esta orden el año pasado en la provincia de Toledo benefició a un total de 611 explotaciones, de las 1.025 que se resolvieron en toda la comunidad autónoma.

TRES LÍNEAS DE AYUDA

Martín explicó con detenimiento las tres líneas de ayudas que contempla esta orden, empezando por las referidas a la modernización de explotaciones agrarias cuyos beneficiarios serán titulares de explotación ubicadas en Castilla-La Mancha que sean personas físicas agricultores profesionales o personas jurídicas titulares de explotaciones prioritarias.

Con esta ayuda se pretende "mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los agricultores y de los empleados del sector; mejorar y ordenar las producciones en función de las necesidades del mercado; la adaptación de las explotaciones con vistas a reducir costes de producción; y la mejora de las condiciones de higiene de las explotaciones ganaderas y de bienestar de los animales", aclaró el responsable provincial de Agricultura y Desarrollo Rural.

La ayuda, con carácter general, se situará entre el 25 y el 40 por ciento de la inversión total y los expedientes favorables que se dictaminaron en virtud de esta orden el año pasado en la provincia de Toledo fueron 486,60 presentados por mujeres y 366 por hombres. La inversión total fue de 21.580.234 euros y la subvención concedida ascendió a 10.554.534 euros.

La finalidad de la línea de ayuda a la primera instalación de jóvenes agricultores es, "prioritariamente, el relevo generacional de los empresarios agrarios y la modernización de las explotaciones agrarias para hacerlas más innovadoras, competitivas, rentables y viables", dijo Martín.

La cuantía de la ayuda es una prima única por explotación con un máximo de subvención de 34.000 euros. Los datos correspondientes a esta orden el año pasado en la provincia de Toledo muestran que se tramitaron 90 expedientes favorables --23 mujeres y 67 hombres--; la inversión realizada fue de 4.054.856 euros y la subvención ascendió a los 3.127.421 euros.

MATERIA DE REGADÍOS

Respecto a las ayudas para actuaciones en materia de regadíos, el delegado especificó que se divide en dos secciones, la PRIMERA, infraestructuras comunes en el seno de entidades asociativas de riego; y la segunda, inversiones de regadíos en el seno de las explotaciones agrarias.

El objetivo prioritario de estas subvenciones es optimizar los recursos hídricos, mejorar la eficiencia global de los sistemas de riego, mejorar la calidad de las aguas, incrementar la rentabilidad y viabilidad de las explotaciones, mejorar el nivel de vida de los agricultores y reforzar la industria agroalimentaria y de servicios, así como fijar población rural.

El pasado año se beneficiaron en la provincia de Toledo de esta orden 35 explotaciones, de las cuales cinco correspondieron a comunidades de regantes y 31 a agricultores no profesionales y titulares de explotaciones agrarias. La inversión global fue de 1.984.557 euros y la subvención de 725.506 euros.

Para esta convocatoria el crédito es de 41 millones de euros en Castilla-La Mancha, de los cuales 16 millones corresponden a la línea de modernización de explotaciones; 12 millones de euros para primeras instalaciones de jóvenes agricultores; 10,6 millones para infraestructuras comunes de comunidades de regantes; 2,6 millones de euros para riegos en el seno de las explotaciones agrarias.

Gustavo Martín quiso finalizar su intervención con una petición que dirigió a los jóvenes toledanos, a quienes aseguró que "el campo tiene futuro y los jóvenes, sobre todo aquellos que tienen explotaciones familiares, deben hacer una pequeña reflexión e intentar quedarse en el campo".

"Los jóvenes agricultores deben saber que tienen el apoyo del Gobierno regional con estas líneas y otras que sean necesarias", concluyó Martín.