La Junta crea una web para la consulta de buenas prácticas agrarias exigibles a solicitantes de ayudas PAC

SEVILLA, 28 (EUROPA PRESS) La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía ha publicado una nueva página web para informar a los agricultores y ganaderos andaluces sobre los requisitos legales, de gestión y de buenas condiciones agrarias y medioambientales, exigidos en el cumplimiento de la Condicionalidad a todos los solicitantes de ayudas de las PAC (Política Agraria Comunitaria). Según informó en un comunicado la consejería del ramo, esta iniciativa se enmarca en la línea de actuaciones desarrolladas desde el año 2005 para divulgar, de una forma sencilla y directa, los requisitos para cumplir la Condicionalidad a través de manuales de divulgación, dípticos, trípticos, jornadas divulgativas y cursos. En esta página web el interesado, además de informarse de la normativa general de aplicación en Andalucía, podrá introducir sus datos y obtener un listado de los elementos que, en concreto, debe cumplir conforme a las características de su explotación. El acceso a esta nueva página web se encuentra en el enlace de Condicionalidad en la sección de Agricultura de la página de la Consejería de Agricultura y Pesca www.juntadeandalucia.es/agriculturaypesca Entre los solicitantes de ayudas sometidos al cumplimiento de Condicionalidad se encuentran aquellos que reciban determinados pagos directos, sean beneficiarios de algunas líneas concretas de ayudas de Desarrollo Rural, entre ellas, ayudas agroambientales, ayudas relativas al bienestar de los animales o ayudas a la primera forestación de tierras agrarias, y también quienes reciban ayudas a la reestructuración y reconversión del viñedo o pagos de la prima por arranque. En 2008 se sometieron a control de Condicionalidad un total de 4.141 expedientes, de los que un 15% contenía algún incumplimiento. La Consejería de Agricultura y Pesca pretende con esta iniciativa que la Condicionalidad sea considerada no sólo un condicionante para percibir las ayudas de forma íntegra, sino un mínimo del que partan los agricultores y ganaderos para constituir la agricultura y la ganadería sostenibles.