La Mancha

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) se ha reunido con operadores del sector vitivinícola de Castilla-La Mancha pertenecientes a las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG, y UPA del sector bodeguero y de la destilación, para analizar la situación del mercado del vino en la Comunidad Autónoma y las posibilidades de actuación.

En el encuentro se ha realizado una estimación de la campaña 2008/2009, con los datos disponibles, llegándose a la conclusión de que se trata de una campaña normal en producción, con unas salidas a la exportación similares a la de 2006/2007, con un consumo interior ligeramente inferior a las campañas anteriores, y con unas cifras de destilación para uso de boca de acuerdo con las previsiones iniciales, lo que permite concluir que no existen significativos desequilibrios entre las disponibilidades y la demanda.

Asimismo, se constata una cierta ralentización del mercado, con una concentración de existencias en el primer escalón de la cadena comercial, lo que está conduciendo a dificultades financieras en algunas empresas, según informó el Ministerio en un comunicado.

Por parte del MARM, se han planteado como actividades a desarrollar con carácter inmediato, la aceleración y potenciación de las exportaciones, para lo que los operadores han expuesto la conveniencia de fomentar las coberturas por parte de las compañías de seguros, en cuanto a cobros de las cantidades vendidas y en cuanto a confirmación de cartas de créditos irrevocables emitidas por bancos de otros países.

Complementariamente, se ha planteado la conveniencia de incentivar, con los fondos previstos para la línea de promoción a terceros países y los que pudieran resultar como sobrantes de otras líneas, la aprobación del mayor número posible de los proyectos presentados al respecto.

Igualmente se ha visto la conveniencia y utilidad de profundizar en las condiciones establecidas para un mejor aprovechamiento de los créditos ICO, favoreciendo la liquidez de aquellas empresas que pudieran necesitarlos.

A medio plazo se ha expuesto la posibilidad de utilizar los fondos de desarrollo rural procedentes de la OCM del vino, para modernizar las estructuras de aquellas bodegas que pudieran mejorar su competitividad, especialmente en el ámbito cooperativo, así como el óptimo aprovechamiento de los fondos recogidos en la ficha financiera parare estructuración y reconversión.