La producción de olivar cae un 40% y un 60% la de cítricos, aunque subirá al levantar el decreto de sequía

La Junta destinará ayudas de 80 millones para agricultores y ganaderos ecológicos y para la reforestación de tierras en Andalucía

MÁLAGA, 14 (EUROPA PRESS)

La producción agraria descenderá en 2008, debido a que la producción de olivar y de cítricos cayó un 40 por ciento y un 60 por ciento, respectivamente, según las estimaciones de la Consejería de Agricultura y Pesca del Gobierno andaluz, que dio a conocer hoy el delegado provincial, Antonio Moreno, en la presentación de las ayudas agroambientales que se destinarán este año a agricultores y ganaderos en Andalucía.

No obstante, indicó que para 2009 se prevé un aumento en la cosecha del olivar en la provincia, tras levantarse el decreto de sequía en las comarcas de la Axarquía y el Guadalhorce.

"Veremos si con la combinación de esta caída y los buenos precios de los productos subtropicales mantenemos la producción final agraria, aunque los avances de cifras nos hacen pensar que decaeremos en alguna cuantía", apostilló Moreno en rueda de prensa.

En 2009, según manifestó, se espera incrementar la producción con respecto a los dos últimos años, "dado que el año hidrológico ha comenzado de manera excelente tras levantarse el decreto de sequía", lo que supondrá "una mayor facilidad de riego que contribuirá a recuperar producción", agregó.

Cuestionado por la propuesta de privatización de almacenamiento de aceite de oliva, Moreno defendió la iniciativa como "una forma de producción --aunque no la única-- encaminada a apostar por la diferenciación, algo que en estos tiempos significa competitividad". "Así los particulares pueden almacenar el aceite y controlar el descenso de los precios", añadió.

AYUDAS AGROAMBIENTALES

En este sentido, Moreno resaltó las ayudas agroambientales que destinará la Junta de Andalucía, con una cuantía total de 60 millones de euros, dentro del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDRA 2007-2013), dirigidas a incentivar a los agricultores y ganaderos andaluces comprometidos con el medio ambiente, y otros 20 millones que irán encaminados a la reforestación de tierras agrarias para mantener la lucha contra la erosión y el cambio climático.

Destacó que la novedad en este nuevo marco, es la concesión de subvenciones para realizar producción integrada en arroz, alfalfa y olivares próximos a embalses de agua de consumo humano o en zonas denominadas 'Natura 2000' y el mantenimiento del castaño.

Además, podrán renovarse los compromisos adquiridos y solicitar nuevas ayudas para la apicultura, razas autóctonas en peligro de extinción y agricultura y ganaderías ecológicas.

Moreno explicó que los beneficiarios tienen la obligación de cumplir, al menos durante cinco años, su compromiso de desarrollar modelos productivos sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

La cuantía de las subvenciones depende en función de la actividad, siendo la agricultura y la ganadería ecológicas de entre 123,1 y 600 euros por hectárea, según el cultivo; y de 201 euros por hectárea y año en la ganadería.

Además, se contempla una dotación de entre 203,75 y 286 euros por hectárea para la producción integrada de olivar; 21,40 euros por colmena para los apicultores --siete más si es ecológica--; 320 euros para agricultores de alfalfa, que reduzcan el uso de fertilizantes; 266 euros para el cultivo del castaño --308 si es ecológico--; así como de 120 euros por unidad ganadera --200 en el caso de las aves-- para razas en peligro de extinción.

La provincia de Málaga cuenta con un total de 87 empresas ganaderas, así como un total de 750 explotaciones agrícolas, de las que 151 se acogieron a este programa el año pasado. El plazo para solicitar estas ayudas comenzó el pasado 8 de abril y permanecerá abierto hasta el próximo 30 de abril.