León registró el pasado año 344 contrataciones temporales de extranjeros para realizar, en su mayoría, labores agrícolas

Búlgaros y rumanos de entre 20 y 40 años son los que más acuden a las ofertas laborales de temporada que se presentan en la provincia LEÓN, 10 (EUROPA PRESS) La campaña de contratación temporal de trabajadores extranjeros en la provincia de León se cerró con la concesión de 344 autorizaciones de contratos, la mayoría de ellos dirigidos a tareas agrícolas, concretamente 300, aunque también se produjeron contrataciones de este tipo en industrias manufactureras y ganaderas. Por nacionalidades, el mayor número de extranjeros que acuden a las ofertas laborales de temporada son de procedencia búlgara, con 275 contratados; rumana, con 39 y uruguaya, con 14. Del mismo modo, la mayor parte de los contratos corresponde a hombres, concretamente 195 frente a los 149 realizados a mujeres en 2008, según informó la Subdelegación del Gobierno en León en una nota recogida por Europa Press. En este sentido, precisó que la mayoría de los trabajadores extranjeros que temporalmente se desplazan a la provincia de León para realizar actividades productivas tienen entre 20 y 40 años, más de 200; cerca de un centenar tienen más de 40 años y algo más de cuarenta tienen edades comprendidas entre los 16 y los 20 años. Por otra parte, señaló que las campañas agrícolas y ganaderas son las actividades que más demanda de trabajadores temporales registran, principalmente la vendimia y la recogida de frutas, aunque también se registra ocupación temporal en trabajos forestales, sobre todo en El Bierzo y en el esquileo de ovejas, fundamentalmente en la zona sur de la provincia. Estos datos se hicieron públicos tras la reunión mantenida hoy de la Comisión Provincial de Flujos Migratorios, un órgano cuyo objetivo es la ordenación, coordinación e integración sociolaboral de los flujos migratorios laborales que se registran en León para participar en las diferentes campañas agrícolas de temporada y cuya constitución fue acordada por el Ministerio de Trabajo e Inmigración para todas las provincias donde se registren este tipo de contrataciones. El objeto que persigue esta Comisión es asegurar una gestión eficaz de los flujos migratorios laborales en el sector agrario, de manera que se disponga en cada momento y lugar de los trabajadores necesarios y se garantice el cumplimiento de las normas laborales y de inmigración; las condiciones de trabajo y la adecuada integración sociolaboral de los trabajadores. El órgano está constituido por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); las organizaciones agrarias y ganaderas Asaja, COAG, UGAL-UPA, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (Fepex); la Federación Agroalimentaria de CCOO y UGT y el jefe de la dependencia de Trabajo y Asuntos Sociales en representación de la Administración General del Estado, Fernando García Paniagua. En la Comisión Provincial de Flujos Migratorios se trataron fundamentalmente temas relacionados con las necesidades de mano de obra en el sector agrícola, los criterios de actuación para la gestión de autorizaciones de trabajo o de residencia y trabajo en el sector agrario en 2008, las condiciones de habitabilidad para alojamiento de trabajadores, las líneas de financiación y la planificación de las campañas. El subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, que inició en la pasada legislatura contactos con empresarios y sindicatos para organizar y coordinar este tipo de contrataciones fundamentalmente en El Bierzo, donde se concentran la mayoría parte de las producciones dedicadas a la viticultura, fruticultura y agricultura de temporada, opinó que la institucionalización de este órgano de coordinación era "muy necesaria y positiva" para ordenar este tipo de relaciones contractuales.